Análisis | The Last of Us: Parte I

Análisis | The Last of Us: Parte I

1 septiembre 2022 0 Por Guillem Sanchis

Un increíble remake que siendo fiel al original, construye una emotiva aventura sumergiendo al jugador en una experiencia apasionante gracias a su portentoso apartado gráfico.

Ficha Técnica
  • Título: The Last of Us: Parte I
  • Desarrollador: Naughty Dog
  • Editora: Sony
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PS5, posteriormente llegará a PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 2 de septiembre  de 2022
  • Idioma: Voces y textos en español
  • Género: Aventura / Acción.

The Last of Us fue sin duda uno de esos grandes juegos que definen toda una generación y aun con el transcurrir de los años mantiene ese halo de admiración y respeto, inspirando a millones de personas. Han pasado 9 años desde su lanzamiento original para PS3, galardonado con más de 200 premios, consiguió en líneas generales aunar a la crítica y jugadores para nombrarlo el GOTY de 2013 y ser considerado uno de los mejores títulos de la última década. Un motivo más que suficiente para que tanto Sony como Naughty Dog hayan querido continuar perfeccionando esta mítica entrega para llevarla primero a PS4 con una remasterización y ahora dar el salto a PS5 con un increíble remake. 

Si bien es cierto que la remasterización de PS4 fue una mera actualización gráfica, con The Last of Us: Parte I nos encontramos con algo totalmente diferente. Naughty Dog se ha exigido el reto de modernizar completamente el juego y acercarlo a la idea original disponiendo para ello de una tecnología que no tuvo en 2013. De esta forma el estudio nos trae un íntegro remake que va más allá de incluir HDR o de ofrecer una resolución 4K con 60 fotogramas por segundo, los desarrolladores han creado un título con una dirección artística inédita, mejora en el detallado de los personajes, nuevas animaciones, entornos más complejos, renovada inteligencia artificial de los enemigos y compañeros, audio 3D, soporte con la tecnología del Dualsense y mucho más. Además, incorpora multitud de opciones de accesibilidad para que cada jugador pueda adaptar su experiencia a su gusto. Obviamente en este análisis profundizaremos en todas las novedades que incluye este remake, no obstante, si todavía sois nuevos en la serie y queréis conocer más de cerca todos los detalles sobre su historia o jugabilidad, os dejamos el enlace al Análisis de The Last of Us Remasterizado. 

Como ya hemos comentado anteriormente, The Last of Us: Parte I es un remake, pero ¿qué significa esto? Significa que Naughty Dog ha creado el juego desde cero aprovechando las características técnicas de PlayStation 5. Por tanto, encontramos no sólo cambios en el apartado gráfico, sino también a nivel jugable, ya que el salto reciente en tecnología y software, ha permitido al estudio llevar más allá los límites de la fidelidad visual e interactiva. En primer lugar encontramos tiempos de carga muy rápidos, una característica ya habitual en esta generación de consolas pero que no viene mal comentar, puesto que sin duda muchos fans recordarán esas eternas pantallas de carga tanto de la primera como de la segunda entrega. El juego también incluye dos modos gráficos, por un lado el modo resolución con 4K nativos sacrificando los fps que se limitan a 30 cuadros por segundo y el modo rendimiento con 4K dinámicos y 60 fps. Sin embargo, este remake incluye una dirección artística renovada hasta el mínimo detalle, con cambios en los modelados de los personajes principales para adaptarlos a los flashbacks que vimos en The Last of Us: Parte II, nuevo sistema de iluminación que hace los entornos y el escenario en general mucho más profundo, un campo de visión más amplio, animaciones y expresiones faciales más realistas y similares a los actores originales, lo que confiere nueva vida a todos los personajes. 

Naughty Dog ha conseguido llevar los gráficos de la primera entrega a un nivel muy superior y próximo a los juegos de actual generación. El resultado es una versión muy similar en aspecto a lo que vimos en The Last of Us Parte II, sobre todo a nivel de profundidad, animaciones, gestos faciales y rendimiento. No obstante, el remake incluye además grandes cambios en su jugabilidad, siendo uno de los más destacados el de su mejorada inteligencia artificial. Los personajes ahora tienen un comportamiento mucho más realista, Ellie ya no se paseará por el escenario sin importarle la presencia de los enemigos, sino que se mantendrá a cubierto y en sigilo, además nos avisará si algún enemigo está apunto de localizarnos. Lo mismo ocurre con la IA de los enemigos, ahora se comunicarán entre ellos para rodearnos, flanquearnos e incluso tendernos trampas, además nos descubrirán de una forma mucho más eficiente, siguiendo el sistema que ya vimos en The Last of Us: Parte II. Pero no queda ahí la cosa, ya que la compañía también ha mejorado los componentes de los escenarios, con unas físicas mucho más realistas, ya que incluyen multitud de elementos destructibles. 

The Last of Us Parte I también hace uso de algunas de las principales características y funcionalidades de los dispositivos de PlayStation 5, como el Dualsense o el audio 3D. El remake saca el máximo partido a los gatillos adaptativos del mando, sintiendo una inmersión sin precedentes con el uso de cada arma, al disparar o al apuntar notaremos por ejemplo la tensión del arco a medida que cargamos la fecha o las diferencias de retroceso entre una pistola, escopeta, fusil, etc. Pero no queda sólo ahí, sino que también aprovecha la vibración háptica para sumergirnos de lleno en la acción, con todo tipo de niveles que nos permitirán sentir explosiones, disparos, golpes con enemigos e incluso cambios meteorológicos, como viento, lluvia, etc. El audio 3D también contribuye a tener esa sensación de realismo sin precedentes, ya que nos ayuda a sentir en la dirección por la que vienen los enemigos y reaccionar así con más rapidez a sus emboscadas. 

Las opciones de accesibilidad de The Last of Us: Parte I son absolutamente impresionantes, Naughty Dog hace accesible esta experiencia a todo tipo de jugadores, sordos, ciegos o con discapacidad motriz. Han incluido descripciones de audio para las cinemáticas, texto a voz, funciones visuales en los subtítulos, con la posibilidad de modificar el tamaño, el color de letra o incluso la del fondo. Además han implementado una opción para personalizar los controles al completo, asistencias visuales y de aumento, ayuda contra los mareos o ayuda en la navegación y recorrido. También existen funciones de accesibilidad de combate, en el HUD, subtítulos y de dificultad. Y es que para la ocasión, el estudio ha escuchado las peticiones de la comunidad y ha introducido nuevos modos de juego, el de muerte permanente, que nos obligará a reiniciar el juego desde el principio cada vez que nos maten, y el modo speedrun, que mide el tiempo que tardamos en completar el juego de forma oficial. También se han añadido nuevos cosméticos desbloqueable para Joel y Ellie, un visor de modelados de personajes y el DLC Left Behind. 

Para los jugadores más perfeccionistas, The Last of Us: Parte I incluye un nuevo Modo Foto más completo y superior al que ya vimos anteriormente en la remasterización. De esta forma, los usuarios podrán guardar sus momentos preferidos de la aventura y capturar  instantáneas increíbles modificando multitud de opciones, desde aplicación de filtros, la iluminación, etc. La ausencia más destacada del juego es sin duda la ausencia del modo multijugador, una vertiente online muy adictiva que consiguió en su momento reunir a una gran cantidad de usuarios, desconocemos el motivo por el que Naughty Dog no lo ha introducido de nuevo.

The Last of Us: Parte I se ve y se juega mejor que nunca. Ya seas nuevo o hayas disfrutado de sus versiones anteriores, este remake es sin duda la mejor versión del juego. Una oportunidad única de llevar al máximo nivel una de las aventuras más importantes de la historia de PlayStation. Acompaña a Joel y Ellie a través de un viaje inolvidable, emocionante donde Naughty Dog vuelve a dejar su huella con un acabado gráfico y artístico a la altura de su secuela, aprovechando la tecnología de PS5 y la inmersión jugable que ofrece el Dualsense. 

 

Author: Guillem Sanchis

Redactor de RegionPlayStation desde el año 2011. Me apasiona la lectura y el deporte. Siempre orgulloso de formar parte de este gran equipo.

The Last of Us: Parte I

79,99
9.9

Historia

10.0/10

Jugabilidad

9.5/10

Gráficos

10.0/10

Sonido

10.0/10

Diversión / Duración

10.0/10

Pros

  • La posibilidad de revivir una de las grandes obras maestras de Naughty Dog con la tecnología actual
  • Multitud de mejoras en su jugabilidad

Cons

  • Ausencia de modo multijugador