Análisis | Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint

Análisis | Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint

31 octubre, 2019 0 Por Alex Fdez

Un Breakpoint sin terminar que no llega a su máximo esplendor.

Ficha Técnica

Título: Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint
Desarrollador: Ubisoft
Producción: Ubisoft
Distribuidor: Ubisoft
Número de Jugadores: 1-4
Plataformas: PlayStation 4
PEGI: 18
Fecha de salida: 4 de octubre del 2019
Idioma: Castellano
Género: Shooter
Precio: Cómpralo ya desde 69,99€

Si Wildlands fue un maravilloso juego (al menos para el que escribe estas líneas), parece que Breakpoint se queda un poco por debajo de su antecesor, o al menos de lo que esperábamos de él. Aún con actualizaciones importantes por delante (como el 80% de los juegos de hoy en día), cae en errores parecidos a Wildlands.

Asumes (o más bien, repites) el papel de Nomad. Como ya sabemos, un miembro de los Ghosts, la unidad de élite de la que Walker (interpretado por Jon Bernthal, villano principal del juego) se fue. Tu equipo es enviado a un archipiélago ficticio en medio del Pacífico Sur, llamado Auroa, cuando un buque de carga -USS Seay- se hunde en la costa.

Auroa es propiedad de Jace Skell, un magnate de la tecnología que propone asegurar el futuro de la humanidad a través de su utópica isla. “Bienvenido a Auroa”, dice, en un video instructivo corporativo, “la incubadora del Mundo 2.0”.

Pero antes de que puedas aterrizar, los helicópteros son asediados por un enjambre de drones que los derriban. Después de despertar en el bosque, aturdido y colgando boca abajo, Nomad se propone encontrar a sus compañeros caídos; persiguiendo a Walker y sus Wolves, que se han establecido en las islas. También le tocará resolver lo que está pasando en Auroa, que iremos desvelando despejando el mapa de signos de interrogación, disparando a enemigos, asaltando bases enemigas y usando el dron para explorar.

En otras palabras, un juego de Ubisoft. Pero hay momentos en que es difícil saber qué juego de Ubisoft es. Un PNJ te informa de que “un mal poderoso se ha infiltrado en el Bosque Antiguo”, antes de decirte que estaba “rezando para que los espíritus enviaran a un valiente guerrero para ayudarnos en nuestro momento de necesidad”. Cierras los ojos y podrías estar jugando Assassin’s Creed, For Honor o Far Cry. Y no solo los diálogos, la mecánica también se ha ido cruzando en todas las franquicias de la compañía.

Es fácil ser escéptico con Ubisoft, pero Breakpoint tiene cosas interesantes: la escalada gradual del árbol de habilidades; la brillante expansión del paisaje, dividido en biomas; un goteo constante de armas y la irresistible emoción de poder personalizar a nuestro Nomad. Esto último se hace no solo por moda, sino para aumentar el nivel del equipo.

Todo este equipo está esparcido por Auroa, en cajas o en enemigos muertos, y se clasifica de verde a azul y púrpura, aumentando su calidad. Las armas viejas son canibalizadas por las nuevas; desmontas cada arma para conseguir mejoras, que luego se incrustan en los modelos más nuevos, lo que aumenta la precisión, el alcance, la potencia de fuego, etc.

El sistema de combate en sí es muy satisfactorio. Los tiroteos en Ghost Recon Breakpoint tienen mucho valor, aunque no estoy seguro de que Breakpoint pertenezca al género de tiradores tácticos, como los antiguos juegos de Ghost Recon. El sistema de esas tácticas ha cambiado, y en lugar de una estrategia basada en escuadrones, ahora tienes muchas opciones en solitario. Ni siquiera te acompañan los tres soldados que viajaban contigo en Wildlands.

Eso sí, si buscas algo más intenso, puedes probar el modo multijugador; el nuevo modo PvP de Ghost War, en el que dos equipos de cuatro se enfrentan en Auroa. Tenemos Sabotaje: donde un equipo intenta colocar una bomba y el otro intenta desactivarla. Y también Eliminación: un modo estándar de deathmatch. Por extraño que parezca, fue en estos modos, llenos de asaltos frenéticos y estallidos de micro de tus compañeros, en los que se puede observar la táctica de Ghost Recon. Son modos de juego en los que se exige paciencia y estado de alerta, en lugar de mecánica pura. Ghost War requiere ambos, y es muy interesante echarse a la selva con compañeros online.

He pasado la mayor parte de mi andadura con Breakpoint yendo solo, en las misiones para un solo jugador, intrigado por la trama. Y hay que reconocer que la lista de juegos que lleva el nombre de Clancy es cada vez más larga, y cada vez más fina su conexión con cualquier cosa de los libros. Pero hay un par de cosas aquí que Tom Clancy aprobaría. Primero, está el Auroa recargado de tecnología, que tiene la sensación de un campo de batalla real, insensible a la vida natural. Parece el tipo de lugar al que el techno-thriller, tan popularizado por Clancy, estaba destinado a llegar. Luego, está Walker. Clancy describió una vez al héroe de Rainbow Six, John Clark, como una versión sombría de su verdadero héroe Jack Ryan: “John siempre ha sido el lado oscuro de Ryan. Él es el tipo que hace cosas que Ryan preferiría no hacer”. Y por eso (y por Jon Bernthal) Walker mola tanto.

En definitiva, un juego que podría haber sido mucho mejor de lo que es, pero que nos ha dejado con un buen sabor de boca para echarle un ratito de vez en cuando.

Author: Alex Fdez

Nací a mediados del año 92 y, como cualquiera de mi generación, crecí a medias entre los balonazos en la plazoleta y los botones de una consola. Y hasta ahora. 🙂

Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint

69,99€
Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint
7.8

Historia

7.5 /10

Jugabilidad

8.0 /10

Gráficos

8.0 /10

Sonido

7.5 /10

Diversión/Duración

8.0 /10

Pros

  • Una historia interesante de la que tirar del hilo
  • Mecánicas de tiro y RPG bien implementadas
  • Genial juego multijugador para soltar adrenalina

Cons

  • Lejos de lo que esperábamos y por detrás de Wildlands
  • Tan Ubisoft como los demás