Análisis | Vampyr

Análisis | Vampyr

11 junio, 2018 0 Por Alejandro Altaber

Aferrándote a lo que queda de tu humanidad, el Dr. Jonathan Reid, ahora convertido en vampiro, debe descubrir la verdad en una temerosa ciudad de Loncres azotada por la gripe española. Un notable RPG de acción con el toque especial de Dontnod en el apartado narrativo, que flojea en ciertos aspectos del combate y el rendimiento gráfico.

Ficha Técnica

  • Título: Vampyr
  • Desarrollador: Dontnod Entertainment
  • Editor: Focus Home
  • Distribuidor: BadLand Games
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 25 de junio de 2018
  • Idioma: Voces en inglés y textos en español
  • Género: Acción, RPG

 

Dontnod Entertainment es un estudio valiente, atrevido y repleto de ideas originales. Muy pocos estudios actualmente en la industria apuestan por proyectos basados en la narrativa y que tocan temas así de profundos. Remember Me, Life is Strange, Vampyr o el futuro Twin Mirror, cuatro títulos completamente propios hacen del estudio francés uno de los estudios referentes en los últimos años, y además, no duda en buscar diferente publisher/editor para cada uno de sus juegos.

Con Life is Strange 2 en el horizonte, Vampyr es la principal baza de Dontnod para 2018, una propuesta totalmente innovadora a la vez que dispar respecto a dicha obra. Legacy of Kain o Vampire: The Masquerade son otros títulos de temática similar, no obstante, hacía demasiado tiempo que no se lanzaba al mercado una idea tan potente que ahonda en el Londres de principios del siglo XX con una interesantísima narrativa, multitud de decisiones y una jugabilidad notable en términos de combate y aspectos RPG.

Historia

Londres, 1918. Eres el Dr. Jonathan Reid, un conocido médico cirujano que recientemente se ha convertido en vampiro. Como doctor, debes encontrar la cura para la gripe que diezma a la población. Como vampiro, estás condenado a alimentarte de aquellos a quienes has jurado curar. Situado en Reino Unido a comienzos del siglo XX durante un ataque letal de gripe española, las calles de Londres están destrozadas por la enfermedad, la violencia y el miedo. En una ciudad completamente desorganizada y fantasmal, aquellos que están desesperados, desafortunados o lo suficientemente ingenuos como para caminar por las calles, son presa de los depredadores más esquivos de Gran Bretaña: los Vampiros.

Un argumento donde las decisiones cambian el devenir de la historia perdiendo ciertos personajes, recibiendo favores de otros, etc. Dontnod ha creado un universo realmente atrayente, plagado de pequeños detalles en forma de leyendas y mitos sobre las criaturas de la noche. Además, la carga narrativa es tremenda, ya no solo en las misiones principales o secundarias, sino en los diálogos y conversaciones que pueden tener cualquier transeúnte. Un guión casi impecable por la evolución de las relaciones sociales y personalidad de los personajes que solo falla en ciertos momentos del tramo final de la aventura. Aun así, unas 20-25 horas de juego que se pasan volando gracias a las frescas e inteligentes mecánicas que plantea el estudio parisino.

Jugabilidad

Dontnod Entertainment no se mueve por las modas y costumbres que existen en los últimos años. Nada de modo multijugador, cooperativo, cajas de recompensa o cualquier otra mecánica que otras compañías explotan hasta la saciedad. Vampyr es un Action RPG para un solo jugador, es decir, un título convencional, de los de toda la vida.

Cada uno de los personajes del mundo de Vampyr tiene su propia historia, sus propias motivaciones, por lo que descubrir sus secretos y toda la verdad es uno de los elementos más gratificante del juego. Por ello, dicha moralidad va en nuestra contra ya que en cualquier momento podemos acabar con su vida, siempre y cuando tengamos la habilidad suficiente para hacerlo. Morderles y beber su sangre implica ganar una elevada cantidad de experiencia, en contraposición, dicho personaje desaparece del mapa y tiene consecuencias directas en el distrito al afectar a otros NPC’s. Una mecánica muy atrayente  a la que Dontnos todavía le ha dado una vuelta más incluyendo el denominado sistema de ‘calidad de sangre’. Los personajes pueden enfermar, por lo que su sangre estará en peor estado y recompensará con menos experiencia. Eso sí, podemos crear nuestros propios remedios para distintos males y sanarles. Igualmente, cuanto más sepamos sobre su vida, mayor será la experiencia al matarles.

Son continuas las decisiones morales con las que Vampyr nos abofetea durante la aventura y en ocasiones toca reflexionar sobre llevar a cabo ciertos actos o buscar una alternativa. El punto negativo es que ganar experiencia y subir de nivel solamente superando misiones y acabando con los enemigos nos deja en un espacio delicado, pues la diferencia respecto a los jefes e imponentes vampiros termina siendo  exagerada. Por ello, hay que tomar la decisión de acabar con determinados personajes para mejorar las habilidades activas y pasivas de Jonathan Reid.

En cuanto a enemigos, tenemos humanos y vampiros. Los primeros, principalmente guardias y civiles armados, nos atacan siempre que nos ven, pero es sumamente sencillo acabar con ellos salvo que nos saquen muchos niveles y vayan en grupo numeroso. Con los vampiros es otro cantar. Están los Ekons, Ichors, Skals y Vulkods, diferentes tipos de criaturas con habilidad exclusivas que usan su fuerza sobrenatural para ponernos en más aprietos.

Para mejorar a nuestro doctor debemos llegar hasta alguno de los muchos refugios que hay repartidos por Londres y descansar en la cama durmiendo todo el día para volver a actuar cuando cae la noche. En ese momento gastamos los puntos de experiencia en mejorar habilidades activas de ataque y defensa, y otras habilidades pasivas como la barra de salud, energía y cantidad de sangre acumulada para usar dichos movimientos especiales. En este punto seguro también tenemos una mesa de herramientas para crear sueros y tónicos, además de mejorar el equipamiento y armamento.

Una vez tenemos esto bajo control, llega el turno del combate. Vampyr es un Action RPG que puede recordar vagamente a Bloodborne, por estética, tipo de enemigos y un esquema de control. Tenemos la barra de salud, aguante y sangre, esta última destinada a emplear las habilidades únicas del vampiro: ataques especiales y sobrenaturales, además de autosanación. Las armas son tanto de fuego como cuerpo a cuerpo, siendo estas últimas las más eficaces usando hachas, espadas, porras, mazas, etc. Tenemos hueco para hasta dos armas, pero si una de ellas debe usarse a dos manos, perdemos uno de los espacios disponibles.

El sistema de combate es entretenido, pero falta profundidad teniendo en cuenta la duración del título. El avance se puede basar solamente en esquivar los ataques enemigos, esperar el momento idóneo y contragolpear. De esta manera no es excesivamente difícil matar a enemigos y jefes de mucho más nivel que el protagonista. El desarrollo de la aventura sigue el clásico esquema de los juegos de rol y acción. Tenemos la ciudad de Londres dividida en cuatro distritos independientes (de hecho los NPC’s son exclusivos de cada zona): Whitechapel, los muelles de East End, el distrito del Hospital, y West End. Cada rincón tiene un estado según la salubridad y estado de los personajes, así que debemos ir vigilando que no haya enfermedades en los barrios para que las calles no se vuelvan excesivamente hostiles.

Gráficos y Sonido

Gráficamente, Vampyr es un título notable, cumpliendo de sobra en su apartado artístico pero sufriendo un poco en términos técnicos. Nos explicamos. La recreación de los escenarios de la Londres de comienzos del siglo XX es simplemente espectacular.  El ambiente que ha logrado Dontnod es excelente, jugando con una paleta de colores lúgubre y sombría para toda la aventura. Es una atmósfera decadente, en la cual se respira muerte y enfermedad en los distintos distritos, calles y edificios. Han sabido plasmar a la perfección cada rincón de la ciudad y la diferencia entre clases sociales, y únicamente se puede achacar la excesiva reiteración de los escenarios. Con un punto más de variedad, el mapeado habría sido espectacular.

Como decíamos, artísticamente es una pasada, en lo técnico y en cuanto a rendimiento existen más problemas. Si nos ponemos a comparar las animaciones faciales y detalles gráficos al extremo, Vampyr claramente sale perdiendo en todas ellas. El motor empleado para la ocasión tiene sus limitaciones, y son incuestionables los pobres modelados, texturas de baja calidad y carga tardía, o el larguísimo tiempo de espera entre pantallas. Algunos de estos inconvenientes se podrán solventar a base de actualizaciones, al igual que ocurre con el rendimiento general del título. Habiendo probado la versión de PlayStation 4 Pro, falta trabajo de optimización pues hay excesivos tirones y caídas en la tasa de imágenes por segundo.

En la faceta sonora, Vampyr está acompañado por temas y melodías instrumentales que captan de manera magistral la ambientación, así como la tenebrosidad de la enfermedad y la muerte. Por último, llega a nuestro país con voces en inglés y como es prácticamente habitual en los productos editados por Focus Home Interactive, los textos traducidos al español.

Conclusión

Dontnod Entertainment es capaz de emocionarnos con Life is Strange, presentar una Neo Paris en Remember Me y ahora viajar hasta la Londres de principios del siglo XX para contarnos una excelente historia de vampiros. Junto a Focus Home han logrado un Action RPG que pese a ser mejorable en el apartado técnico y en su sistema de combate, logra encandilar por su guión, relaciones y decisiones con los personajes y una ambientación soberbia. Vampyr es, como todo juego del estudio francés, una propuesta fresca y diferente a lo que se lanzan todas las semanas al mercado. Vale la pena darle una oportunidad y disfrutar de una espléndida representación de la historia de la ciudad británica, unida a las leyendas y mitos de la temática vampírica.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Vampyr

49,90€
Vampyr
8.2

Historia

8.5 /10

Jugabilidad

8.0 /10

Gráficos

8.0 /10

Sonido

8.0 /10

Diversión/Duración

8.5 /10

Pros

  • Ambientación y narrativa sobresaliente
  • Sistema de decisiones y comportamiento de los personajes
  • Destacable banda sonora
  • Extensa duración y sistema de combate entretenido, aunque con limitaciones

Cons

  • Falta más variedad de enemigos y habilidades de combate
  • Problemas a solventar en el rendimiento general y tiempos de carga