Análisis | Watch Dogs: Legion

Análisis | Watch Dogs: Legion

3 noviembre 2020 0 Por Alejandro Altaber

La resistencia de DedSec une sus fuerzas por el bien común en una tercera entrega donde todos los integrantes de la organización son protagonistas de la aventura. Londres se convierte en el escenario perfecto para desatar las habilidades de sigilo, infiltración y hackeo, donde solo la escasa evolución lo aleja de la excelencia.

Ficha Técnica

  • Título: Watch Dogs: Legion
  • Desarrollador: Ubisoft
  • Editora: Ubisoft
  • Distribuidor: Ubisoft
  • Número de Jugadores: 1-3
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5, Xbox Series y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 29 de octubre de 2020
  • Idioma: Voces y textos en español
  • Género: Aventura, Acción

 

Ubisoft se presentó en el estreno de PlayStation 4 y Xbox One en 2013 con Assassin’s Creed IV: Black Flag como único gran lanzamiento de una generación de consolas, y como no, han aprendido de los errores del pasado y ahora llegan preparados con un auténtico arsenal de propuestas en su catálogo.

Es realmente complicado afrontar una situación así, pues muy pocas editoras en la industria del videojuego disponen de la suficiente capacidad económica y estructural para sobrellevar la producción de tres obras triple A. Ubisoft es una de ellas gracias a que posee una gran cantidad de estudios principales y subsidiarios distribuidos por todos los rincones del mundo, por lo que sus desarrollos no descansan nunca y durante las 24 horas del día se sigue trabajando a fondo en su proceso de creación, además de la optimización de todas las versiones, pues Watch Dogs: Legion debuta en PlayStation 4, Xbox One, PC, PlayStation 5, Xbox Series X/, Stadia y Amazon Luna.

Como dijimos en el avance, tras la resistencia hacker será el turno de Assassin’s Creed Valhalla (10 de noviembre), Just Dance 2021 (12 de noviembre), Immortals Fenyx Rising (3 de diciembre), Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo Remake (21 de enero), Riders Republic (25 de febrero) y Roller Champions (Marzo 2021), pues esta última semana Far Cry 6 ha anunciado su retraso de forma indefinida y actualmente queda sin fecha concreta de lanzamiento. Un contratiempo de última hora para la compañía francesa, no obstante el calendario para el próximo semestre lo tiene completamente cubierto.

Historia

Tras visitar Chicago en 2014 y San Francisco en 2016, la serie Watch Dogs cruza el charco para llevarnos hasta la ciudad de Londres en una ambientación post-Brexit donde una misteriosa organización ha tomado las calles imponiendo un estado autoritario.  Esta vez la historia del juego no nos lleva a controlar un personaje protagonista y Ubisoft ha planteado una auténtica revolución, dándonos la oportunidad de reclutar a cualquier ciudadano de Londres para unirse a la organización y la resistencia.

El argumento principal y el objetivo de la nueva aventura es recuperar Londres. Esta vez el grupo hacker DedSec está en plena lucha ante el Estado, que continua implementando sistemas de vigilancia en una población cada vez más avanzada tecnológicamente.  En términos narrativos, unidos a la resistencia es el momento de recuperar Londres. La capital británica se encuentra sumida en una pesadilla tiránica, pero todavía hay gente con ganas de defenderse y luchar usando la tecnología y todas las armas disponibles contra quieres tienen el pleno control.

Después de que la misteriosa entidad conocida como Zero Day lanzase devastadores ataques que sacudieron la ciudad, se impuso un estado autoritario que ha oprimido a la ciudadanía. Una corporación militar privada corrupta controla las calles y el poderoso sindicato del crimen se está aprovechando de los más vulnerables.  Con una población llena de potenciales reclutas y la tecnología de la ciudad en la punta de tus dedos, tendrás que hackear, infiltrarte y luchar para liberar Londres.

Pese a que los tráilers promocionales dejaban ver una tonalidad distinta, la historia principal se aleja completamente de la segunda entrega y plantea un argumento más serio, oscuro y cruel, y sinceramente, es un aspecto que nos ha encantado. Además, pese a ser una aventura en mundo abierto, en términos de duración sigue los parámetros de los anteriores episodios rondando las 20-25 horas si vas directamente al grano, o doblándolo si decidimos completar el resto de actividades secundarias.

Quizás lo que menos nos ha gustado de la faceta narrativa es la ausencia de un protagonista principal, hemos echado en falta el pasado, valores, personalidad e identidad que tenían Aiden Pearce y Marcus Holloway. Serían mejores o peores, gustarían más o menos, pero seguías una historia con un rumbo definido y por ello estemos ante Watch Dogs: Legion y no tercera entrega propiamente numerada. Ubisoft no ha buscado plasmar solamente una revolución en su argumento, si no que siguiendo las bases y esencia de Watch Dogs ha ido un paso más allá en diversas vertientes del juego.

Jugabilidad

Watch Dogs: Legion ha sido desarrollado por Ubisoft Toronto como equipo principal, pero ha contado con apoyo adicional proporcionado por otros estudios externos de Montreal, Paris, Kiev y Ubisoft Reflections, afincados en la ciudad británica de Newcastle. La propuesta es un nuevo ejemplo del enorme grado de integración que existe entre todos las plantillas que conforman la empresa, esenciales desde el primer hasta el último para así sacar adelante la optimización de hasta 9 versiones distintas entre todas las plataformas.

Watch Dogs: Legion sigue las bases de sus predecesores proponiendo una aventura de acción y sigilo en mundo abierto repleto de contenido secundario, actividades alternativas y características cooperativas. De hecho, los propios desarrolladores se atrevieron a afirmar que se trataba del mundo abierto más interactivo que se había creado en la compañía, y tras haber disfrutado de muchísimas horas de partida solo podemos darles la razón y aplaudir el gran trabajo que han realizado.

Si argumentalmente hemos comentado los drásticos cambios respecto al pasado, la jugabilidad de Watch Dogs: Legion sigue los mismos pasos. Arrancamos configurando y personalizando la apariencia de un personaje cualquier cuya importancia a largo plazo es insignificante. Se trata de una pieza más de la resistencia que intenta recuperar el control de la violencia, vejaciones y autoritarismo que existe en Londres.  Unas primeras horas que sirven como aprendizaje e incluso recordatorio de todas las mecánicas de hackeo y sigilo que existen en Watch Dogs, pues en este ámbito donde más brilla, ya que en plena acción la experiencia está un escalón por debajo del resto.

Tenemos a nuestra disposición toda una ciudad llena de personajes completamente únicos que están dispuestos a unir sus fuerzas a la causa. DedSec es lo realmente importante, la unión, el grupo, la unidad. La organización es el verdadero hilo conductor de la historia y por ello podemos reclutar a prácticamente cualquier persona que veamos, salvo aquellos que no creen los ideales de DedSec, aportando su granito de arena para recuperar la libertad empleando sus habilidades para ‘hackear’ cualquier elemento de la ciudad.

Un agente del MI5, un boxeador de la calle, un brillante hacker, un competidor de carreras ilegales, una estrella emergente del fútbol, un famoso influencer. No importa, cualquiera de ellos es válido si tienen la suficiente personalidad y habilidades únicas para afrontar un determinado encargo  dentro del equipo de DedSec. Cada uno tiene sus fortalezas y debilidades, es decir, siguen los parámetros clásicos de la saga y están especializados en combate, infiltración o hackeo, y encima tienen un rango que determina su máximo potencial para alcanzar las habilidades más técnicas. Explicado de forma sencilla, Watch Dogs: Legion tiene hasta su propio toque de estrategia, pues en cada misión encajará un determinado tipo de personaje para abordar la situación desde la mejor perspectiva posible al ir equipado con armas y artefactos propios.

Un dato importante a resaltar es que todos los agentes que reclutamos comparten el mismo árbol de habilidades, sin necesidad de arrancar de cero al cambiar de personaje.  Cada mejora activa o pasiva queda desbloqueada de forma permanente y es un aliciente más para ir alternando continuamente entre nuestro equipo. Capas y capas de personalización que dotan la jugabilidad de entretenimiento y variedad, la cual todavía es más amena mientras visitamos los monumentos más famosos de Londres, como Trafalgar Square, el Big Ben, Tower Bridge, Camden Town, Piccadilly Circus o el London Eye, cumpliendo tareas tan aleatorias combates de boxeo, fútbol callejero, contratos de mensajería ilegal, grafitis, etc.

Quizás el aspecto más tradicional y donde menos ha cambiado Watch Dogs: Legion es en la estructural principal de su sistema de control y diseño de misiones. Una vez más la infiltración y el sigilo son la opción idónea para pasar desapercibido entre las zonas repletas de soldados enemigos y drones, dejando el combate cuerpo a cuerpo y los tiroteos para situaciones sin retorno al ser descubiertos. Piratear cámaras, obtener claves, distraer a los guardias, rastrear y colarse con el bot araña, otear el lugar mediante el dron e incluso piratear las líneas de defensa son algunas de las infinitas alternativas que podemos llegar a aplicar en cada asalto a Albion.

No obstante, pronto nos damos cuenta de que los objetivos de cada misión principal terminan repitiéndose de manera continua, y quizás este es uno de los principales inconvenientes que le hemos encontrado a Watch Dogs: Legion. Es cierto que Ubisoft no busca una propuesta enfocada a la acción como en otras de sus franquicias, pero hemos echado en falta una mayor evolución y pulido en las físicas cuerpo a cuerpo, utilización de armas y la conducción de vehículos.

Tampoco falta el componente cooperativo online, uniéndonos en grupos con hasta rres amigos para explorar libremente Londres y también completar misiones cooperativas y actividades secundarias. Asimismo, ya se trabaja en próximas actualizaciones gratuitas que añadirán nuevos modos online, recompensas y diversos eventos temáticos, además de contenidos descargables dentro del pase de temporada, incluyendo el regreso de Aiden Pearce de Watch Dogs 1, nuevos modos de juego, nuevas misiones, personajes, etc.

De la misma manera y aunque ya se ha repetido en numerosas ocasiones, recordamos que comprando Watch Dogs: Legion en PlayStation 4 o Xbox One en cualquiera de sus ediciones físicas o digitales podremos dar el salto futuro a la versión de próxima generación, PlayStation 5 o Xbox Series X, sin coste adicional. Ya sea en su versión física o digital, únicamente se deben cumplir las condiciones básicas de la retrocompatibilidad en ambas plataformas y modelos de la consola para poder descargar la correspondiente actualización.

Gráficos y Sonido

Si existe un género que Ubisoft tiene completamente dominado es sin lugar a dudas la aventura de acción en mundo abierto. La compañía se ha convertido en una auténtica especialista a la hora de recrear ciudades de todo el mundo en cualquiera de sus contextos históricos, incluso en un futuro distópico de lo más avanzado tecnológicamente. La capital británica plasma a la perfección todas sus cualidades, desde el denso tráfico hasta los monumentos más emblemáticos (Big Ben, Tower Bridge, Camden, Piccadilly Circus o Whitechapel), pasando por sus laberínticas calles o la extensa variedad de paisajes tanto de día como de noche.

Es una auténtica pasada caminar o subirte a un vehículo para perderte por Londres y comprobar lo viva que se siente cada rincón de la metrópolis. Como recomendación, cuando más espectacular se siente el título es al conducir por una noche lluviosa, momento en el que vemos en plena acción el maravillosa sistema de iluminación.

Actualmente hemos podido disfrutar de Watch Dogs: Legion en su versión de PlayStation 4 Pro y debemos destacar el alto grado de pequeños detalles que existe en cada personaje y modelado. No obstante y como en todo mundo abierto, siempre encuentras algunos otros ínfimos inconvenientes que por suerte no empañan el conjunto del juego.

En este modelo de la consola la resolución y el rendimiento de la consola son una grata muestra de robustez, pero también es evidente que Ubisoft se ha preparado para el salto a PS5 y Xbox Series X, donde ofrecerá gráficos con resolución 4K a 30 imágenes por segundo con efectos de iluminación ray-tracing. Desde RegionPlayStation esperamos que cuando PS5 esté a la venta en España podamos ofrecer una actualización del texto comentando todas las mejoras gráficas, sonoras e implementaciones para sacar el máximo partido del DualSense.

Pasando al aspecto sonoro encontramos una música increiblemente variada, mezclando estilos como el indie, grime, metal, hip hop, electrónica y hasta música clásica. Stephen Barton, conocido por su trabajo en Titanfall 2, Apex Legends o 12 Monos, es quien actua como compositor principal de la banda sonora, pues entre los más de 80 temas hay una buena cantidad de creaciones originales que encajan a la perfección con la ambientación, el cosmos oscuro que busca su historia, y como no, también con el mundo hacker tan desenfadado de la serie Watch Dogs. No menos importante es el doblaje al español de todas las voces que escuchamos en la aventura, un esfuerzo titánico que Ubisoft siempre resuelve de la manera más acertada.

Conclusión

Pese a los cambios que agradarán y decepcionarán a determinados usuarios, Watch Dogs: Legion es por méritos propios la mejor entrega de la serie. Se nota que Ubisoft va aprendiendo constantemente de sus otros proyectos de mundo abierto y va implementando pequeñas mejoras en cada una de sus producciones. Tomando como referencia los anterior episodios, Londres es un escenario mucho más vivo que Chicago a San Francisco, repleto de actividades y misiones de todos los tipos. Igualmente, la jugabilidad sigue enfocada en potenciar las mecánicas de sigilo, infiltración y hackeo, dejando la violencia a un lado pero plasmando historias oscuras y con un mensaje muy claro, exportable a multitud de vivencias diarias de la realidad.

Arriesgar tiene sus peligros, y quizás Ubisoft Toronto ha fallado en pequeños detalles que lo alejan de codearse entre los mejores títulos del género de la propia compañía. Un mundo más abierto, interactivo y revolucionario que nunca, dándole una enorme importancia a cada PNJ, el cual puliendo determinadas ideas de cara a una cuarta entrega, llevará a la saga a la excelencia. Watch Dogs: Legion ya está a la venta en PS4, Xbox One y PC, y en tan solo unos días hará su debut en PS5 y Xbox Series X desatando todo su potencial gráfico, siendo las plataformas ideales para liberar Londres del absolutismo y tiranía.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Watch Dogs: Legion

59,95€
8.5

Historia

8.5/10

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos

8.5/10

Sonido

8.5/10

Diversión

8.5/10

Pros

  • El trasfondo de la historia y una nueva forma de integrar la narrativa
  • Fiel representación de Londres y una impecable ambientación
  • Multitud de alternativas para afrontar cada misión según cada recluta y sus habilidades de infiltración y hackeo
  • Gran cantidad y variedad de misiones principales y actividades secundarias
  • Buen rendimiento en PS4 Pro y Xbox One X, con salto next-gen gratuito

Cons

  • Escasa evolución en tiroteos y conducción
  • Pobre rendimiento en los modelos originales de PS4 y Xbox One