Análisis | World War Z

Análisis | World War Z

24 abril 2019 0 Por Alejandro Altaber

Saber Interactive y Focus Home se unen para adaptar la novela de Guerra Mundial Z en una propuesta jugable que destaca por su componente cooperativo y un notable sistema de control.

Ficha Técnica

  • Título: World War Z
  • Desarrollador: Saber Interactive
  • Editor: Focus Home
  • Distribuidor: KochMedia
  • Número de Jugadores: 1-8
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 16 de abril de 2019
  • Idioma: Voces en inglés y textos en español
  • Género: Acción, Shooter
  • Cómpralo ya por 34,90€

 

World War Z y Days Gone hacen de abril un mes idóneo para los amantes de los zombies con dos planteamientos completamente diferentes. La obra de Saber Interactive basa su ambientación postapocalíptica en los hechos y mundo de la novela de Max Brooks y también en la película protagonizada por Brad Pitt que se estreno en agosto de 2013 en una propuesta enfocada al cooperativo, diferentes clases de personajes, múltiples niveles de dificultad y extenso sistema de progresión.

Como ya dijimos hace unas semanas en el avance del título, World War Z es el desarrollo más ambicioso que ha afrontado la compañía, pues salvo la franquicia NBA Playgrounds sus trabajos habían estado enfocados en ports, adaptaciones o parches gráficos de ciertos juegos.

Historia y Jugabilidad

Left 4 Dead es la serie que enseguida viene a la mente cuando comienzas World War Z. Salvo que esta nueva propuesta escoge la vista en tercera persona, la estructura jugable y narrativa tiene muchas similutudes. La campaña de World War Z cuenta con 11 misiones independientes que están desbloqueadas desde el inicio, las cuales se pueden completar en el orden que deseemos llevándonos hasta cuatro localizaciones distintas: Nueva York, Tokio, Moscú y Jerusalén.

En las cuatro grandes ciudades del mundo se repiten los mismos hechos, la civilización se ha visto superada por una epidemia que avanza sin control transformando a los humanos en zombis y diversos grupos de supervivientes luchan por persistir aunando sus fuerzas para abatir a la horda y prevalecer.

En la ciudad de Moscú, el Padre Popov y su equipo deben sobrevivir a la horda zombi para encontrar un búnker secreto escondido en el Kremlin. En Nueva York, desde la azotea de un edificio de oficinas de Manhattan habrá que  escapar de la ciudad, acabando con todos los seres que dominan el metro y las edificaciones. En Jerusalén un escuadrón militar deberá rescatar a un científico importante para activar un sistema de armas en una estación satelital abandonada. Por último, los dirigentes de Japón han decidido evacuar el país y un equipo voluntario de búsqueda defenderá a la población de Tokio mientras se retiran hacia el puerto.

Como hemos comentado, 11 misiones únicas de una duración aproximada de 25-30 minutos cuyo argumento es bastante básico. Cada una de ellas nos ofrece una premisa inicial y breve contexto de lo que está sucediendo sirviendo de excusa para avanzar y aniquilar cientos de criaturas que salen a nuestro paso mientras completamos los diferentes objetivos, que tampoco son extremadamente elaborados. En unas 6-7 horas podemos finalizar la campaña, pero es muy rejugable gracias al cooperativo y los cinco niveles de dificultad, siendo los dos más elevados un gran desafío y un rato casi imposible si decidimos jugar acompañados de la I.A.

Todas las misiones se pueden superar formando  un grupo de cuatro usuarios online, bien invitando a nuestros amigos o empleando el sistema de matchmaking. Para aquellos que prefieren aventurarse en solitario está la opción de formar equipo con tres compañeros manejados por la I.A, cuyo funcionamiento es bastante mejorable dando una sensación plenamente distinta. En este caso nos podemos olvidar de cualquier tipo de estrategia o comunicación, dedicándose en exclusiva a acabar con las hordas de zombies sin casi llegar a curarse, emplear los recursos del entorno o equiparse con las armas de munición más pesada.

En lo que se refiere a los objetivos fijados en cada misión, la estructura y avance apenas difiere entre ellas. Mientras cumplimos las tareas podemos explorar para hallar nuevas armas, recursos, objetos hasta al punto de afrontar ciertas fases especiales antes miles de criaturas resistiendo unas cuantas oleadas. Además, casi siempre disponemos de un tiempo para equiparnos armamento especial y preparar e instalar defensas en el escenario.

En World War Z jugamos en modo cooperativo con hasta tres compañeros empleando las seis clases diferentes de personajes que existen: Tirador, Agitadora, Descuartizadora, Médica, Restaurador y Exterminador, cada una con sus propias ventajas y estilos de juego usando un amplio arsenal de armas mortales, explosivos, torretas y multitud de trampas para acabar con los zombis. Al inicio de cada misión debemos escoger el personaje y su clase, la cual determina las habilidades y armas iniciales, no obstante, después vamos cambiando de arsenal según las necesidades del momento.

Tal y como completamos las misiones, los seis tipos de clase van subiendo de nivel desbloqueando nuevas habilidades y puntos para equipar diferentes mejorar, especializándote hacia un determinado tipo de personaje en combate. Asimismo, las armas también tienen su propio sistema de progresión para aumentar los cinco tipos de atributos (precisión, cadencia, manejo, etc.) y añadir ciertos complementos.

Al igual que hay distintas clases de personajes, existe lo mismo para los zombis. Los Bull tienen muchísima resistencia y sus protecciones aguantan cientos de impactos. Los Creeper son muy escurridizos y expertos en emboscadas, llegando a no aparecer en el mapa de la pantalla. Los Hazmat están repletos de veneno y explotan en la corta distancia creando una nube tóxica, mientras que los Screamer son los más escandalosos alertando a los demás especies con sus gritos.

Dejando de lado la campaña cooperativa, World War Z ofrece de la misma una vertiente multijugador competitiva para 8 jugadores, es decir, por equipos 4 vs4 en la modalidad Players vs Players vs Zombies (PvPvZ). En su lanzamiento los cinco tipos de partidas son Dominación de Horda, Rey de la Colina, Combate de Horda, Incursión de Saqueo y Caza de Vacunas. Variando un poco los objetivos de cada partida, hay que estar atento tanto al equipo rival como a los zombies que merodean y pueden llegar a ser un incordio. En total disponemos de 10 clases disponibles antes de arrancar cada partida con armas y complementos diferentes. En resumidas cuentas, un modo de juego más para ampliar la experiencia global aunque no destaca y termina siendo bastante repetitivo. Eso sí, encontrar usuarios es bastante sencillo pues World War Z está vendiendo realmente bien en todo el mundo y ha superado el millón de unidades vendidas en su primera semana en el mercado.

Gráficos y Sonido

Desarrollado con el dinámico motor gráfico Swarm Engine de Saber Interactive, el apartado técnico de World War Z es más que satisfactorio. El estudio ha hecho una enorme labor en este aspecto sobre todo en el sistema de iluminación, variedad de localizaciones y escenarios y su dirección artístico. Pero lo más sorprendente es ver cómo han podido incluir cientos de zombies en pantalla sin que el rendimiento del juego no se vea afectado nunca, manteniendo siempre una tasa de imágenes por segundo estable en consolas y PC.

Esta característica poco habitual conlleva algunos inconvenientes como la aparición de bugs en los movimientos de las hordas y unas animaciones un tanto robóticas, que especialmente dan la sensación de poco peso en los personajes cuando golpean cuerpo a cuerpo. Finalmente, a nivel sonoro pasa muy desapercibido con efectos y recreación de las armas demasiado pobres, acompañado de un doblaje respetable al inglés y la buena traducción de los textos al español.

Conclusión

Saber Interactive ha sabido descubrir un hueco por cubrir en el género de los títulos de acción cooperativos con temática postapocalíptica y zombies. Escogiendo un lanzamiento a precio reducido, World War Z es una grandísima opción para disfrutar su campaña con amigos, elaborando estrategias, comunicándose e ir progresando subiendo el nivel de dificultad para desbloquear las mejores armas y habilidades. Pese a que la historia es bastante olvidable, World War Z lo suple con cuatro localizaciones completamente diferenciadas, rejugabilidad y un esquema de control que pese a su sencillez, funciona y entretiene.

Aun así, no se pueden esconder sus carencias y es que la inteligencia artificial es bastante deficiente, el modo competitivo no aporta nada nuevo, el diseño de misiones es poco imaginativo y la contundencia de las armas y el gunplay se siente demasiado liviano. World War Z ya está a la venta en formato físico y digital para PlayStation 4, Xbox One y PC, y pese a sus puntos mejorables, deja momentos realmente divertidos en compañía haciendo frente a continuas hordas formadas por miles de zombies que llenan la pantalla.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

World War Z

39,90€
7.3

Historia

7.0/10

Jugabilidad

7.5/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

6.5/10

Diversión/Duración

7.5/10

Pros

  • Gran experiencia en cooperativo a 4 jugadores
  • Sistema de progresión de clases y armas
  • Sistema de control y variedad de armas
  • Variedad de localizaciones y fantástica recreación de las hordas

Cons

  • Diseño de misiones poco inspirado
  • Narrativa sin ningún peso
  • IA mejorable y modo multijugador excesivamente básico