Análisis | Ys: Memories of Celceta

Análisis | Ys: Memories of Celceta

21 junio 2020 0 Por Víctor González Valle

El título lanzado originalmente para Playstation VITA recibe por fin su versión para Playstation 4.

Ficha Técnica

Título: Ys: Memories of Celceta

Desarrollador/Editor: Nihon Falcom

Distribuidor: Meridiem Games

Número de Jugadores: 1

Plataformas: PlayStation 4, Playstation VITA y PC

Género: Lucha

Los juegos de Nihon Falcom tienen algo especial, por algo sus franquicias tienen muchas entregas y más años aún a sus espaldas. La saga que tratamos hoy, Ys tiene su origen en el ya lejano año 1987, y ha contado con 8 entregas numéricas y canónicas así como varios Spin off.

Como decíamos los juegos de esta compañía tienen algo que hacen que ganan adeptos constantemente. Tanto Ys como la saga Trails (o Kiseki en Japón) son sagas de JRPG que a simple vista pueden parecer desfasadas o que no están a la altura de los grandes exponentes del género, y si bien es así a nivel presupuestario o técnico, en cuanto te adentras en cualquiera de estas dos franquicias, encuentras juegos muy trabajados y donde se nota el amor del equipo de desarrollo a la hora de contar una historia ( en especial en Trails) o de vivir una aventura sin demasiadas pretensiones, pero con resultados muy satisfactorios, como es el caso del título que tratamos hoy.

Ys: Memories of Celceta fue lanzado originalmente en el año 2012 en Japón y en 2014 en occidente para Playstation VITA y que ahora llega con una versión para Playstation 4 con pocas mejoras pero que permite disfrutar del título a una cantidad mucho mayor de usuarios.

El título empieza con el protagonista habitual de la franquicia, Adol Christin, cuando de repente llega al pueblo de Casnan con una amnesia completa después de haberse aventurado en el Gran Bosque de Celceta. Despues de ponernos un poco en situación y rescatar a unos mineros en una mazmorra que actúa a modo de tutorial, se nos encomendará la misión de mapear el bosque, ya que la mayoría de gente que se adentra en el se pierde y no logra volver.

Con esta premisa tan sencilla empezaremos una aventura donde iremos descubriendo que dicho bosque, además de ser enorme, esconde muchos secretos, como poblados que no han conocido a otra gente , mazmorras de todo tipo y una historia que conforme avancemos irá complicándose y alcanzando los estándares que se esperan de cualquier JRPG, donde veremos que hay retos mayores y cosas muy importantes en juego.

Aún con todo, lo de mapear el bosque se lleva a la jugabilidad, y es que en todo momento tendremos en el menú un porcentaje de territorio descubierto que nos reportará diferentes recompensas en Cannan, por lo que a parte de seguir la historia, explorar será un componente más, tanto por la sensación de ir creando el mapa como por la sensación satisfactoria de encontrar un lugar nuevo.

Por otro lado esta exploración, además de permitirnos subir de nivel, encontrar cofres con tesoros o materiales con los que crear y mejorar nuestras armas y enfrentarnos a poderosos enemigos, podremos encontrar orbes que nos presentarán diversas escenas de las memorias perdidas de Adol, cosa que nos permitirá tener más contexto y detalles sobre la trama y además nos bonificarán con mejoras permanentes de los stats del personaje.

De inicio se nos unirá al grupo Duren, el informador de la zona, pero conforme avancemos en el juego se irán añadiendo más personajes, cada uno con armas y habilidades distintas. Nos moveremos de forma bastante ágil por todo el mapeado, viendo a todos los enemigos en pantalla y luchando contra ellos en tiempo real con diferentes controles como el ataque básico, una esquiva, una guardia y con la combinación de R1 y diferentes botones podremos utilizar las diferentes habilidades que vayamos aprendiendo, consumiendo un medidor para que no podamos abusar de estas. Con L1 también accederemos al ataque “final” de cada personaje, siempre que llenemos otro medidor por completo, que causará estragos entre los enemigos. Además, con circulo cambiaremos de personaje entre los hasta tres que podemos llevar a la vez, cada uno con sus ataques, su velocidad y sus ataques especiales.

Esta será la gran mecánica del juego, ya que cada enemigo es vulnerable a un arma distinta, y por los colores de los números que hagamos al atacar deberemos averiguar que personaje controlar para enfrentarnos a cada enemigo. Por otra parte, nuestros compañeros se controlarán con una IA a la que podemos ordenarle que sean ofensivos o defensivos, y que actúan de manera bastante simple pero efectiva , no molestan ni lastran el combate, y ayudan en muchos momentos, aunque el uso de objetos de curación o de apoyo dependerá siempre de nosotros por lo que tendremos que vigilarlos constantemente.

El clímax de este sistema de combate vendrá de los jefes, que siempre nos esperan al final de cada mazmorra ( que varían en duración y nos ofrecen diferentes “puzzles” ,como tener que inundar zonas  para poder pasar buceando o utilizar diferentes emblemas que cambian la climatología del entorno). Estos jefes ofrecen diferentes fases y mecánicas más concretas e incluso una barra extra que deberemos llenarle para dejarlos durante un lapso de tiempo vulnerables y aprovechar para atacarles con todo lo que tenemos.

Pero no todo será explorar el bosque, tendremos diversos poblados donde contaremos con diferentes tiendas donde comprar objetos o intercambiar materiales por otros mejores, forjar nuevas armas o incluso mejorarlas. Además, cada pueblo tendrá un tablón de anuncios desde el que accederemos a las diferentes misiones secundarias, donde la gran mayoría son bastante simples y las típicas de derrotar a X enemigo o recoger cierta cantidad de un objeto y que haremos especialmente por mejorar nuestro personaje y recibir dinero como recompensa.

Todo esto puede parecer complejo o muy “come-horas”, pero realmente es un juego que podemos completar en poco más de 20 horas sin contar el 100% del contenido o las diferentes dificultades que ofrece. Y es que no requiere de un farmeo masivo, con ir avanzando y comprando las armas nuevas que nos ofrece cada tienda iremos más que listos para afrontar los siguientes retos, de hecho, en nuestra partida, que ha durado unas 26 horas, no hemos necesitado subir nivel expresamente y hemos acabado al 55 y no hemos usado prácticamente la mejora de armas, ya que ciertas mazmorras ofrecen versiones aún más mejoradas de estas armas de forma gratuita a poco que exploremos.

Pasando a nivel técnico, el apartado gráfico es sin duda el más flojo de todos. Hay que tener en cuenta que estamos ante un JRPG que no tiene el presupuesto de los grandes títulos, que es originario de una consola portátil y que además tiene 8 años, por lo que está muy desfasado técnicamente incluso comparado con otros juegos de la compañía como Trails of Cold Steel III, último juego de la franquicia Trails lanzado en occidente y analizado por un servidor en esta misma página. Esta versión simplemente realza la resolución hasta los 1080p y el framerate hasta los 60 cuadros por segundo, algo que agradece la jugabilidad gracias a la mejora en fluidez, aún y así no es un juego que vaya a destacar en este aspecto.

Otro gallo canta en el aspecto sonoro, donde Nihon Falcom cumple sobradamente como siempre. Quizás no es la banda sonora que más brilla de la compañía, pero sus temas siguen optando por las guitarras eléctricas, creando  sensación de velocidad que hace que cada combate contra un jefe se sienta como algo muy importante y épico. A diferencia de otros títulos analizados aquí de la compañía, en este título se nota una menor variedad de  melodías, repitiéndose algunas más de la cuenta, pero eso no quita que cada tema es de una calidad enorme.

Por otro lado contamos con pocas voces, pero que podemos escoger escucharlas en inglés o japonés y como viene siendo costumbre por desgracia el acompañamiento de textos solamente en inglés, algo que puede lastrar la experiencia a quien no domine la lengua de Shakespeare, aunque avisamos que no tiene un inglés muy complicado y se puede entender con pocas ayudas, aunque seria de agradecer que empezasen a traducirlos ahora que parece que estas franquicias empiezan a asentarse en occidente.

Conclusión

Ys: Memories of Celceta no es el mejor título de la franquicia ni de Nihon Falcom, pero es un Action-RPG notable, pese a que se le notan los años y el origen portátil, sigue siendo un juego muy disfrutable, que pese a su aparente simplicidad esconde una jugabilidad más divertida de lo que parece y una banda sonora de la que nos quedaremos con muchos temas, además es uno de los puntos de entrada de la saga , por lo que si no habéis disfrutado nunca de Ys, esta entrega puede funcionar como primer contacto con la misma, ya que no exige un conocimiento enorme del mundo del juego para entender la historia, que sin hacer virguerías, cumple sin problemas.

 

 

Author: Víctor González Valle

Gamer de nacimiento, amante del JRPG y redactor por vocación y en tiempos libres. Amante de Japón y los juegos RPG. Aprendiendo cada día.

Ys Memories of Celceta

0.00
7.9

Historia

7.6/10

Jugabilidad

7.8/10

Sonido

9.1/10

Gráficos

7.0/10

Duración/Diversión

8.0/10

Pros

  • Sistema de combate que termina enganchando.
  • Banda sonora magistral.

Cons

  • Muy desfasado técnicamente.
  • Solo traducido al inglés.