Análisis | Yuoni

Análisis | Yuoni

30 agosto 2021 0 Por Cristina Ferragut

El terror de Yuoni llega a nuestros sistemas de entretenimiento para contarnos una historia de terror psicológico en primera persona donde la acción nos trasladará al Japón de la década de los años noventa.

Ficha Técnica

  • Título: Yuoni
  • Desarrollador: Tricore Inc
  • Distribuidor: PlayStation Network
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series, Nintendo Switch
  • PEGI: 18
  • Fecha de salida:  19 de agosto de 2021
  • Idioma: textos en castellano
  • Género: novela visual/terror
  • Cómpralo: Yuoni

Yuoni se desarrolla en el país nipón de los años noventa cuya ambientación se encuentra de forma casi perpetua en la hora dorada, es decir, en ese breve periodo de tiempo justo antes del atardecer. Una hora mágica, no solo para el cine o la fotografía si no que ofrece una premisa convincente para el terror y potencia esa creencia de que el velo de la realidad se hace más delgado en esta hora del día, dando cabida a todo tipo de creencias y mitos.

El juego nos invita a ponernos en la piel de Ai, una joven estudiante de secundaria no demasiado popular, que quiere encajar en su círculo de amigos prestándose para llevar a cabo una especie de ritual que consiste en explorar una vieja escuela abandonada, que supuestamente alberga un mito que gira alrededor del espíritu de un niño que murió allí. Aunque la escuela no será el único lugar donde nos trasladará la acción, también iremos a un hospital y a una casa en llamas, acompañándonos ese tono anaranjado en todo momento.

Sin apenas darnos cuenta, los jugadores somos arrojados a otro mundo, en el que un niño llamado Tsun quiere que juguemos con él. Nuestro objetivo inicial será encontrar una muñeca sin que nos descubran para después quemarla en un brasero. En Yuoni no podremos defendernos de los enemigos tan solo podremos correr, caminar sigilosamente, escondernos y contener la respiración para no ser detectados, es por ello que la mayor parte de la partida tendremos que usar el sigilo, pues no solo Tsun nos estará buscando, si no que el lugar está repleto de sombras que no dudarán en atraparnos. Algunas de estas entidades no podrán vernos, pero en cambio, podrán oírnos. Otros podrán vernos, pero no escucharnos y después están las que simplemente necesitas correr para huir de ellas. Escapar de las sombras que no pueden escucharnos es bastante fácil, pues bastaría con esperar a que cambien de posición, sin embargo, cuando se trata de enemigos que pueden oírnos, la cosa cambia, pues son capaces de detectar el menor ruido, incluso si contenemos la respiración, pues no podremos hacerlo de forma indefinida y tendremos que estar pendientes de que, a la hora de coger una bocanada de aire, Ai no lo haga jadeando. Aunque no solo tendremos que tener en cuenta este detalle, a lo largo de los pasillos podemos encontrar cristales rotos, que, de no verlos y pasar por encima, alertaremos a los enemigos.

Hasta aquí, la experiencia puede resultarnos divertida, no obstante, la frustración llega cuando lo haces todo por pasar desapercibido, y, aun así, inexplicablemente, las sombras te descubren. Y es que la limitación del juego viene del diseño de personajes y sus patrones previsibles. Básicamente se trata de sombras pixeladas que según el ángulo del jugador son totalmente imperceptibles. En cambio, Tsun, es visible en todo momento, tomando un rojo intenso. Aunque no solo será visible por su color, sino que también podremos escucharlo, pues el niño a menudo habla, siendo localizable tanto a nivel visual como auditivo. Teniendo en cuenta esto, es bastante desesperante que Tsun y las demás apariciones te localicen, aun sin hacer ruido, quizá en un intento de coger desprevenido al jugador. A esto hay que sumarle que cuando intentas huir por una puerta, no solo hay que tener en cuenta que se necesitan llaves, si no que la mecánica para abrirlas requiere de tiempo para ejecutar una combinación de botones y al final te acaban atrapando.

Yuoni es una propuesta que cumple todos los requisitos para convertirse en una obra de culto: primera persona, sigilo, terror basado en leyendas urbanas japonesas y escenarios hiperrealistas ideales para sumergir al jugador en la trama. Sin embargo, en lo jugable, es necesaria mucha paciencia, no da miedo, no hay sustos, resulta repetitivo y, en definitiva, a pesar de su misteriosa atmosfera o su presentación auditiva inteligente mediante pisadas, golpes o gemidos, el jugador no tiene la sensación de estar metido en ella, algo que creemos esencial en un juego de estas características. Por otro lado, ya para finalizar, terminar la historia de Yuoni no nos llevará más de 5 horas, aunque podrás rejugarlo si quieres conseguir varios finales.

Conclusión

Yuoni es un juego que llama mucho la atención por su ambientación e historia basada en una leyenda japonesa, el apartado visual es sin duda el punto fuerte de esta propuesta de terror. El sigilo y la indefensión frente a los enemigos es una mecánica básica en los juegos de terror psicológico y es algo que funciona especialmente bien como ya hemos visto recientemente con títulos como Horror Tales: The Wine o Song of Horror, no obstante, en Yuoni no termina de encajar debido al comportamiento de los enemigos. No es un mal juego, pero estos pequeños detalles resaltan sobre los escenarios hiperrealistas y al final, termina por ser una experiencia más frustrante que terrorífica.

Author: Cristina Ferragut

Jugadora desde 1986
‘Me gustan las personas que dicen lo que piensan, pero por encima de todo, me gustan las personas que hacen lo que dicen.’

💌 cristina.ferragut@regionps.com
🎮 PSN ID: Hottarubi
📺 YT: https://www.youtube.com/user/inagameig

Yuoni

18,99€
6.3

Historia

6.5/10

Jugabilidad

4.5/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.0/10

Diversión / Duración

5.5/10

Pros

  • Ambientación
  • Trama basada en mitos japoneses

Cons

  • Jugabilidad frustrante
  • Algunos errores
  • Diseño de enemigos