Análisis | Zombie Army 4: Dead War

Análisis | Zombie Army 4: Dead War

6 febrero 2020 0 Por Alejandro Altaber

Rebellion arranca su particular prometedor 2020 yendo al grano con una notable cuarta entrega de la serie Zombie Army. Zombis, cooperativo y un exquisito diseño jugable que demuestra una clara evolución respecto a sus anteriores episodios.

Ficha Técnica

  • Título: Zombie Army 4: Dead War
  • Desarrollador: Rebellion
  • Editora:  Rebellion
  • Distribuidor: BadLand Publishing
  • Número de Jugadores: 1-4
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 4 de febrero de 2020
  • Idioma: Voces en inglés. Textos en español
  • Género: Acción, Shooter en tercera persona (TPS)

 

El estudio británico de Rebellion está firmando en los últimos años seguramente los mejores de larga historia. La serie Sniper Elite no deja de crecer y con su cuarta entrega alcanzaron un nivel más que destacable, no obstante, lo más importante es la ampliación de la compañía mediante la adquisición de nuevos equipos de desarrollo así como los nuevos y originales proyectos que tienen en marcha.

Durante 2019 se anunció la adquisición de ‘The Bitmap Brothers’ y ‘Tick Tock Games’, dos estudios que se unieron a la familia Rebellion como socios hermanos de las otras dos sedes, Rebellion Liverpool y Rebellion Warwick. Por ello, sus propósitos para 2020 son el lanzamiento de Zombie Army 4 que hoy analizamos, Evil Genius 2 que verá la luz este mismo año, y finalmente le joya de la corona, la esperada próxima entrega de su saga francotirador, Sniper Elite 5. Todo eos sin olvidarnos su incursión en la realidad virtual con el desarrollo de Sniper Elite VR, experiencia diseñada por el estudio Just Add Water, responsable de varios títulos de la serie Oddworld.

Entrando en faena, la saga Zombie Army nació en 2013 como spin-off de Sniper Elite y ese mismo año se publicaron hasta dos entregas. Fue en 2015 cuando Rebellion lanzó el tercer episodio en un pack denominado Zombie Army Trilogy que ponía fin a la apocalíptica historia con una revisión, remasterización y perfeccionamiento de los capítulos originales. Ahora, cinco años más tarde y con mucha más experiencia tras un largo camino recorrido llega Zombie Army 4: Dead War, ambientado en la Europa de 1946 y las hordas de Hitler están de vuelta buscando más.

Historia

Si pensabas que estabas a salvo, estas totalmente equivocado. Estamos en 1946. Europa está en ruinas, desgarrada por el nefasto “Plan Z”. Una valiente banda de héroes consigue arrojar al Führer al infierno, pero poco conocen ya que las tropas de nazis resucitados por Hitler han tomado Europa y toca luchar de nuevo la guerra de los muertos para destapar un siniestro plan que llevará a la brigada de supervivientes a recorrer toda Italia e incluso el más allá

Rebellion nunca ha buscado una narrativa profunda en la serie, y Zombie Army 4: Dead War no iba a ser una excepción. Aquí lo verdaderamente importante es aniquilar zombis, y en ese aspecto el grupo de cuatro protagonistas son unos auténticos expertos. Dividida en nueve episodios de tres a cinco capítulos cada uno de ellos, ofreciendo una duración cercana a las 12 horas de partida que ampliaremos con suma facilidad al pasar posteriormente al adictivo modo Horda.

Jugabilidad

Zombie Army 4: Dead War sigue la senda de otras propuestas de Rebellion, es decir, estamos ante un shooter en tercera persona que mantiene su esencia con el modo cooperativo para hasta cuatro jugadores. Si bien es completamente disfrutable de principio a fin en solitario, la experiencia es muchísimo más amena y entretenida si hacemos crecer el grupo de francotiradores para hacer frente a los continuas hordas de nazis zombis.

Aunque esta cuarta entrega mantiene una estructura principal bastante conservadora respecto a títulos pasados, en esta ocasión el estudio británico ha plasmado todo lo aprendido en el desarrollo y planteamiento de Strange Brigade sintiéndose un juego más ambicioso.

Zombie Army Trilogy fue criticado precisamente por la poca variedad de situaciones y mecánicas jugables, y sí, esta cuarta entrega no reinventa nada pero va un paso más allá gracias a un fantástico diseño t planteamiento de niveles y misiones. Ya no es solo avanzar y recoger ciertos coleccionables como antaño. Ahora hay mecánicas como la defensa de áreas, transporte de objetos a otro punto del nivel, desafiantes batallas contra jefes y otras situaciones bastante inteligentes que nos harán cambiar el chip. Y como buena producción de Rebellion y surgiendo como spin-off de Sniper Elite, regresa la espectacular cámara lenta de rayos para ver cómo las balas, bombas y demás armas destrozan huesos y órganos.

Todo esto se plasma a la perfección en la segunda misión de la historia ambientada en un barco recorriendo los canales de Venecia, donde encontramos zonas inundadas que restan velocidad a los movimientos, momentos donde nos obligan a usar únicamente la pistola al tener ocupada la mano izquierda, o simplemente quedar atrapados en un puente mientras llegan zombis por todos los ángulos. Por si fuera poco y sirviendo de aperitivo, un terrorífico bosque y laboratorios situados en Cerdeña, el zoo de Croacia o el volcán de Nápoles son otros de los distintos puntos que visitamos en la campaña de Zombie Army 4: Dead War.

En la actualidad casi todos los juegos que llegan al mercado cuentan con un pase de temporada anunciado previo a su lanzamiento, pero en el caso de Zombie Army 4: Dead War hace un poco más de daño para aquellos que deciden apostar por comprar el título de salida.

Niveles adicionales, packs de personajes, packs de armas y packs de skins forman parte del ‘Season Pass One’, y ahí radica la crítica que realizamos al respecto. Al parece Rebellion tiene previsto publicar más de un pase de temporada, por lo que aquellos que se hagan únicamente con el juego base se perderán muchos contenidos que llegarán en los meses venideros.

Aparte del modo campaña tenemos el clásico modo Horda, donde nos enfrentamos a continuas oleadas de muertos vivientes a la vez que la dificultad va incrementándose de forma gradual. Cuatro escenarios diferentes disponibles también para emplear el cooperativo para cuatro jugadores mientras subimos de nivel y desbloqueamos nuevas armas, mejoras y aspectos. Es un añadido perfecto para echar unas partidas entre capítulo y capítulo de la historia principal, o bien para continuar disfrutando de Zombie Army 4 una vez finalizada la notable campaña.

Gráficos y Sonido

Rebellion no cuesta con los mismos recursos económicos que otras grandes desarrolladoras y editoras de la industria del videojuego y todas sus propuestas se colocan en un escalón intermedio entre el AA y AAA. Seguramente destinen un presupuesto superior a la creación de Sniper Elite 5, sin embargo, Zombie Army 4: Dead War supone un gran paso adelante respecto a lo visto en el pasado.

Gráficamente los británicos no toman un ‘engine’ externo, si no que llevan mucho tiempo trabajando y mejorando de manera progresiva su motor Asura. El mejor acabado que han conseguido en la presente generación lo obtuvieron con Sniper Elite 4 en 2017 y Strange Brigade en 2018, por lo que en estos meses han podido pulir una gran cantidad de detalles y avanzar sobre todo en los modelados, diseños de escenarios y construcción de las edificaciones.

Es cierto que Zombie Army 4: Dead War reutiliza ‘assets’ (como cualquier otro videojuego), pero sabe esconder las posibles carencias mediante un excelente apartado artístico que combina  tonos grises y lúgubres acordes a su contexto narrativo. A esto sumamos una notable iluminación, sistema de partículas en explosiones y disparos, o la espectacularidad de la famosa Kill-Cam, sello propio de Rebellion.

Asimismo, los creadores son profesionales muy experimentados y saben de las limitaciones de su motor gráfico para deslumbrar en entornos abiertos. Por eso mismo van jugando continuamente entre espacios de mayor tamaño y otros más cerrados y acotados, manteniendo a salvo siempre la fluidez del título y encima variando las situaciones jugables cada pocos minutos.

En cuanto al rendimiento Zombie Army 4: Dead War funciona a 60 fotogramas por segundo estables en todo momento en PS4 Pro y Xbox One X, incluso cuando la pantalla se llena de decenas de zombis enemigos. Como dato, ambas consolas ofrecen la alternativa para priorizar entre la resolución o tasa de frames. En lo sonoro hay poco reseñable más allá de los acertados efectos en disparos, armas, impactos, explosiones y ruidos de los zombis nazis. Llega a nuestro país con voces en inglés y una cuidadísima traducción de los diálogos y textos al español.

Conclusión

Ya sea en solitario o en cooperativo, Zombie Army 4: Dead War funciona realmente bien en todo lo que se propone siendo consciente en todo momento de sus fortalezas y debilidades. En Rebellion manejan a la perfección la fórmula Sniper Elite y han sabido llevarla a otras IP como Strange Brigade y crear hasta cuatro entregas de Zombie Army, mejorando en cada uno de las propuestas puliendo al máximo su jugabilidad y apartado técnico.

Zombie Army 4: Dead War es una obra sin excesivas pretensiones, solo hace falta ver su componente narrativo, pero atrapa por las excelentes sensaciones en el control de las armas, el trabajado sistema de progresión y habilidades, extensa campaña e inacabable modo horda y la enorme dedicación por hacer progresar su motor gráfico.

Años 40, las hordas de Hitler han regreso de nuevo junto a abominables zombis sobrenaturales. No dudes y salva a la humanidad del apocalipsis no muerto. Difícilmente encontraréis un título tan agradecido y divertido como este para formar un grupo de amigos y acabar con cientos de hordas de zombis. Y es que a veces, también en la industria del videojuego, la simplicidad es la clave de la verdadera elegancia. Zombie Army 4: Dead War ya está a la venta en formato físico y digital para PS4, Xbox One y PC.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Zombie Army 4: Dead War

49,99 €
7.9

Historia

7.5/10

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.5/10

Diversión

8.0/10

Pros

  • Gran jugabilidad, sistema de habilidades, progresión, armas, etc.
  • 12 horas de modo campaña e infinitas rondas en el modo horda
  • Entretenido en solitario, extremadamente divertido en cooperativo
  • Evidente mejora gráfica respecto a Sniper Elite 4 y Strange Brigade

Cons

  • Poco variedad de objetivos en las misiones
  • Tiene previstos muchísimos DLC's