Especial | Scarlet Nexus: Un combate dinámico y conectado

Especial | Scarlet Nexus: Un combate dinámico y conectado

7 junio 2021 0 Por Pablo Valdés

Limpiar las calles de Nueva Himuka con estilo es posible… y muy divertido.

Estamos a apenas tres semanas de uno de los lanzamientos más esperados del año para muchos. El de un título del que bien sabemos de primera mano que Bandai Namco Studios está trabajando a contrarreloj y con todas sus fuerzas, para traernos una obra de acción con toques RPG que nos hará disfrutar de lo lindo. Así es como Scarlet Nexus nos llevará a descubrir todo lo que rodea a sus protagonistas, los psiónicos y sus sorprendentes poderes extrasensoriales.

La jugabilidad del título brainpunk no es nada extraña si la comparamos con los JRPG tradicionales, porque eso es lo que es, vaya. Y más siendo sus creadores parte del equipo de desarrollo de la icónica saga Tales of. Encontramos el habitual sistema de progresión por niveles, un árbol de habilidades, distintos personajes con habilidades exclusivas cada uno, misiones principales y secundarias, entre otros aspectos claves de este género, a los que unas líneas más abajo haremos más hincapié. Sin embargo, añade algunas mecánicas que lo hacen realmente interesante y original, siendo estos muy buenos alicientes para decantar a la nueva obra de Bandai Namco Studios como un soplo de aire fresco y de innovación. La diversión está más que garantizada. Para un servidor es el tapado del año. Creemos que da un buen golpe sobre la mesa.

Tras haber visto la mayoría de videos, gameplays, imágenes y demás material publicado por el estudio, así como nuestros conocimientos adquiridos tras jugar un buen puñado de veces a la demo publicada el pasado 28 de mayo en PlayStation 4 y PlayStation 5, podemos destacar con total seguridad que el SAS, es decir, el Sistema Armamentístico Sináptico, sello de identidad de Scarlet Nexus y de las Fuerzas de Supresión de los Alter, es un acierto en todos los sentidos.

Los combates son de lo más entretenidos.

Pero antes de comentaros lo que nos parece, queremos poneros en situación sobre lo que hace de este sistema una mecánica innovadora y repleta de posibilidades. Diríamos que es de las facetas jugables más importantes de la obra, por no decir la que más. Aunque sí que es la que utilizaremos en mayor medida, debido a que básicamente es la que nos permite ejecutar los ataques más especiales y “conectados”.

El SAS pone a nuestra disposición una cantidad demencial (en el buen sentido) de poderes con los que acabar con los Alter, así como proporcionarnos ayuda para sobreponernos a algunos obstáculos como paredes o puertas cerradas gracias a la habilidad de teletransporte que nos brinda Luka Travers.

Como ya sabemos, controlamos a Yuito Sumeragi o a Kasane Randall, dependiendo del punto de vista con el que hayamos decidido poner en marcha esta misteriosa aventura. Ambos cadetes tienen el poder de la psicoquinesis, o lo que es lo mismo, el poder de controlar con la mente la gravedad, con la que poder agarrar todo tipo de objetos que encuentren a su alrededor para usarlos como arma. Aquí todo vale, farolas, bancos, postes de electricidad, cajas, tubos…. Nueva Himuka es nuestro salón de juegos. Por sus calles y avenidas nos divertiremos como el que más.

En un principio, si el título se hubiera limitado a eso, no nos hubiera sorprendido bastante, ya que es algo que hemos visto anteriormente en otros videojuegos donde el protagonista cuenta con un único poder y lo explotamos hasta que ya nos aburrimos de utilizar siempre las mismas tácticas. Lo que hace diferente a Scarlet Nexus es la forma con la que nuestro protagonista consigue aún más autoridades, básicamente gracias a las conexiones entre personas y concretamente con sus compañeros guardianes.

Los «hilos rojos» son los cables virtuales que permiten utilizar el SAS.

Todos los miembros de las fuerzas fueron sometidos a un proceso por el que se les implantó la hormona psiónica, con la que obtuvieron tanto sus característicos poderes como la capacidad de prestárselos a sus aliados con los “hilos rojos”, esos cables de tono rojizo oscurecido que se le clavan a los soldados en la espalda y que les causa un gran, pero aguantable dolor. De ahí el concepto de «conectados» que he mencionado unas líneas más arriba. Por cierto, destacar también un detalle que nos ha resultado de lo más llamativo, y es que los componentes de la OSF tienen una apariencia juvenil. Absolutamente todos. Incluso teniendo muchos años de edad. Y la explicación que se nos detalla es que ingieren una especie de “droga” que se les esconde en las comidas (aunque sin sabor alguno, como se nos comenta en el título) que provoca que sus cerebros y todas las capacidades mentales que les aportan no disminuyan en su potencia y calidad, o lo que es lo mismo, que siempre conserven las mejores capacidades mentales posibles incluso con el paso de los años, teniendo la contrapartida (más positiva que negativa, todo hay que decirlo), de que no envejecen tampoco físicamente.

Volviendo al aspecto clave de las contiendas, con el SAS y las posibilidades que nos ofrecen, durante el gameplay, si mantenemos R2 podremos utilizar la psicoquinesis, la cual cuenta con una barra que disminuirá conforme más utilicemos nuestra maestría característica, pero que se recargará con el paso del tiempo y conforme más ataques normales o especiales realicemos. Además, en PS5 con el Dualsense podemos sentir esa retroalimentación gracias a la vibración y los gatillos. De igual forma, si mantenemos pulsado el gatillo izquierdo L2, podremos realizar ataques especiales que se completarán mediante un QTE con comandos, como por ejemplo mover de lado a lado una farola para atacar desde varios ángulos, aplastar con un contenedor en repetidas ocasiones a un enemigo o dirigir un objeto hacia el punto más débil que encontremos del alter correspondiente.

También disponemos de una mecánica de combate denominada “Visión de asalto” con la que en algún momento de la batalla cualquiera de nuestros compañeros de equipo podrá avisarnos mediante telepatía para ofrecernos su ayuda, incluso si no se encuentran ubicados en el trío principal. Conforme aumentemos el vínculo o amistad con nuestros compañeros, los ataques de visión que realicen serán más habituales y poderosos, consiguiendo poner en marcha un inmenso poderío atacante de gran valor. Variedad ante todo.

Arashi Spring y su poder de hipervelocidad.

No obstante, el SAS nos ofrece la oportunidad de usar las cualidades de nuestros amigos de gran manera. Esta conexión cerebral se activa pulsando R1 seguido de uno de los botones icónicos de PlayStation en nuestro caso, la cruz, el cuadrado, el triángulo y el círculo, ocupando cada uno de ellos el poder de cada compañero.

Estas ranuras de poder se irán gastando conforme las utilicemos, por lo que tendremos que saber bien cómo utilizarlas y gestionarlas según la situación a la que nos enfrentemos. Algunos de los poderes que podremos combinar con la psicoquinesis son: la piroquinesis, que nos brinda el poder de fuego de Hanabi Ichijo, con la que establecemos un estado de «quemado» a los enemigos que en el momento de nuestro ataque llameante se encuentren bañados en aceite; la escleroquinesis de Gemma Garrison, que nos vuelve indestructibles y nos protege de cualquier ataque contrario o la electroquinesis de Shiden Ritter, con la que podremos electrocutar al alter en caso de que se encuentre mojado.

En esa misma línea, poseemos otras cualidades que, si bien no proporcionan mucho daño a nuestros rivales, si las utilizamos de forma estratégica podremos beneficiarnos y conseguir ejecutar espléndidas maniobras con cierto carácter táctico. Para ello contamos con ciertos personajes como Kyoka Eden con su habilidad de duplicación, con la que podremos utilizar la psicoquinesis por partida doble, es decir, controlando el movimiento de dos objetos a la vez; la hipervelocidad de Arashi Spring para atacar al enemigo desde distintos ángulos a gran velocidad, la clarividencia de Tsugumi Nazar con la que descubrir la posición de enemigos que se vuelvan invisibles y por el contrario, la destreza de Kagero Donne de volverse invisible a los alter para atacarlos de forma contundente sin que se lo esperen.

Si ya el combate solo con lo ya mencionado es increíble y destructivo, aún lo es más al incrementar el poder de nuestros psiónicos gracias al modo «Impulso cerebral» o «Drive», el cual nos concede muchos efectos adicionales de combate, como un aumento de la velocidad, un consumo menos de la barra de psicoquinesis o un tiempo de elevación de elementos disminuido, haciendo aún más veloz y frenética de por sí la batalla. Con esta habilidad especial activada, nuestros guardianes se pondrán sus capuchas y sus máscaras, dotando de una mayor inmersión al jugador, junto con unos cambios de ritmo de la banda sonora, la cual nos ha enamorado por sus toques electrónicos y vibrantes.

Los Guardianes Escarlata en modo Drive

Antes de concluir este texto nos queda una última, pero peculiar característica de los combates del título brainpunk, y es que cada vez que utilicemos un ataque especial potente, se generará una animación de lo más trabajada y espectacular tanto para Yuito como para Kasane. Visualmente es bastante atractiva, no obstante, conforme más la empleemos, más monótona se nos hará, por lo que acabaremos aborreciéndola. Siendo sinceros nos hubiera encantado que no se conformasen con una única animación para cada ataque especial, aunque entendemos la complejidad de su elaboración.

Sin duda Scarlet Nexus nos va a dar muy buenos momentos de diversión cuando se ponga a la venta oficialmente el próximo 25 de junio. Recordamos que ya se encuentra disponible su demostración jugable desde el pasado 28 de mayo y que se publicará para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC.

 

Author: Pablo Valdés

Estudiante de periodismo y ciencias de la información. Un placer redactar en esta web junto a un gran equipo.

Twitter: @_Pablovaldes
Contacto: pablo.valdes@regionps.com