Impresiones beta cerrada | Tom Clancy’s Ghost Recon Wildlands

Impresiones beta cerrada | Tom Clancy’s Ghost Recon Wildlands

6 febrero, 2017 0 Por Alejandro Altaber

Durante el pasado fin de semana hemos podido probar en la beta cerrada de Tom Clancy’s Ghost Recon Wildlands un adelanto de la interesante propuesta de acción en mundo abierto desarrollada por Ubisoft que nos llevará hasta Bolivia para enfrentarnos al narcotráfico tanto en solitario como en un recomendado modo cooperativo a cuatro jugadores.

Nada más ver Ghost Recon Wildlands sabes que estás ante un título de Ubisoft. No por nada malo, en absoluto, sino por las características que tanto definen a los juegos de la compañía francesa en los últimos años. Quizás no lleguen a la excelencia, pero saben ofrecer a sus seguidores altas dosis de entretenimiento con decenas de horas de contenido. Ya hemos comentado en más de una ocasión que Ubisoft ha aprendido la elección tras las críticas recibidas por las presentaciones de algunos de sus proyectos y por las políticas de negocio que tenían en los últimos años, y aunque muchos todavía siguen recordándolo, la empresa dirigida por Yves Guillemot se ha convertido en una de las desarrolladoras más honesta y que más innova en la industria de los videojuegos.

Ninguna compañía ha creado tantas IP’s nuevas en esta generación de consolas como Ubisoft, y eso es digno de elogio. Watch Dogs, The Division, For Honor, The Crew, Steep o son algunas de las propuestas novedosas que se han presentado en poco menos de cuatro años. Eso sin contar su andadura y apuesta por la realidad virtual, o el merecido descanso que han dado a la franquicia Assassin’s Creed tras su acusado desgaste en pasadas entregas. Ahora quieren sorprendernos con Ghost Recon Wildlands, un shooter en tercera persona en un gigantesco mundo abierto ambientado en Bolivia, donde el cártel de Santa Blanca ha convertido el país en un auténtico narcoestado.

Ghost Recon Wildlands es quizás la propuesta más grandes que jamás ha preparado Ubisoft, y por ello,el equipo encargado del trabajo ha querido sumergirse en Bolivia en colaboración con el ejército del país, buscando la mayor información posible por motivos de ambientación y realismo en el juego. Los trabajos de investigación siempre son vitales en el proceso de creación de cualquier videojuego en Ubisoft, y hasta  estuvieron una semana en mitad de la jungla junto al ejército bolivariano, viendo incluso vídeos de los propios soldados quemando un laboratorio de cocaína oculto en la selva. Tomando la esencia de esta laureada serie, Ubisoft Paris ha revitalizado la formula inicial manteniendo las señas tácticas y estratégicas con divertidísimo cooperativo para cuatro jugadores.

Tanto Ghost Recon Wildlands como The Division y For Honor parecían en sus inicios títulos enfocados completamente a los multijugador competitivo y cooperativo, sin embargo, los franceses han escuchado a la comunidad y todos son completamente disfrutables en solitario. Aunque las posibilidades jugables y de entretenimiento son menores al compartir el grupo de soldados con tres integrantes manejados por la inteligencia artificial, el contenido completo del juego es disfrutable sin necesidad de contar con un escuadrón de amigos. Eso sí, Ghost Recon Wildlands necesita de conexión permanente a internet durante el transcurso de la partida. Con más de 100 misiones principales de la historia, debemos acabar con los 26 jefes del cártel de Santa Blanca. Pero como todo título de Ubisoft, hay muchísimos contenidos secundarios y coleccionables distribuidos por el vasto mapa para mejorar el equipamiento y habilidades del personaje.

En esta beta cerrada que ha permanecido operativa del 3 al 5 de febrero, los jugadores nos hemos sumergido en un futuro cercano en Bolivia, en concreto en la zona de Itacua, una rica provincia montañosa para acabar con varios miembros clave del cártel de drogas de Santa Blanca y desmantelar de este modo la organización criminal. Este es la premisa de la aventura que llegará el próximo 7 de marzo a PlayStation 4, Xbox One y PC, que se podrá jugar con hasta tres amigos tanto en modo cooperativo de cuatro jugadores como en modo de un jugador usando libremente todos los vehículos, equipos tácticos o armas necesarias para hacer bien su trabajo.

Ghost Recon Wildlands recuerda a The Division a primera vista, pero nada más entras en materia descubres toques de Far Cry en su historia, misiones y campamentos, y también de Rainbow Six Siege en su faceta táctica. El amplio mundo abierto aporta al jugador la capacidad y libertad de decidir cómo afrontar cada misión, y la acción no suele ser la mejor de todas pues echamos al traste fácilmente el objetivo. Lo recomendable es observar el escenario durante unos minutos, comprobar la situación, marcar a los enemigos y a partir de ahí afrontar la misión siendo cauteloso.

Si jugamos en cooperativo con otros tres amigos, la comunicación es más sencilla y se simplifica empleando un chat de voz, pero Ubisoft también ha introducido un selector de órdenes para dirigir a los compañeros de equipo controlados por la IA. Entre las opciones que existen, podemos pedir que disparen a un objetivo, reagruparse, dirigirse a una posición o mantenerse donde se encuentran. Todo esto funciona realmente bien y de forma intuitiva, pero cuando actúan por sí mismos, el resultado no es del todo satisfactorio para el éxito de la misión.

La personalización es uno de los puntos fuertes de Ghost Recon Wildlands, tanto en el tema de apariencia y armamento como en la progresión del personaje a través de los seis árboles de habilidades (armas, dron, ítems, físico, escuadrón y apoyo rebelde). De esta forma en el equipo tendremos soldados especializados en ciertas ramas y así contar con un escuadrón variad y completo. En total hay más de de 60 armas diferentes y más de 100 accesorios para personalizarlas, pero todo comienza con el perfecto editor que tenemos al comienzo del juego para escoger el aspecto del protagonista.

El mundo que ofrece Ghost Recon Wildlands es gigantesco y reacciona y se adapta a las decisiones de los jugadores, animándoles a desarrollar una amplia variedad de estilos de juego. Además, ya se ha confirmado que habrá un total de 21 provincias y 11 ecosistemas difefentes por lo que la diversidad de escenarios y localizaciones está más que asegurada. Y para terminar y no menos importante, para desplazarse de un lugar a otro tenemos vehículos por tierra, mar y aire. Gráficamente no es lo más puntero que podemos encontrar en la actual generación de consolas, pero se comporta sin problemas de rendimiento funcionando a 30fps de manera estable con un acabado más que notable. Es realmente complicado crear un mundo tan grande y ambicioso como este y encima alcanzar la cima en el terreno gráfico. No obstante hay detalles que no cabe dejar pasar por alto como el ciclo día-noche, los once ecosistemas diferentes que habrá en la versión final del juego, las condiciones climáticas y más sorpresas que descubriremos en tan solo unas pocas semanas.

Este ha sido el primer contacto con Ghost Recon Wildlands antes de su lanzamiento, y si toman las mismas decisiones que con For Honor, es probable que en un par de semanas haya una beta abierta para todos los usuarios.  El mayor problema que podemos encontrarle a esta nueva propuesta de Ubisoft es sin duda su fecha de salida. Llegará al mercado el 7 de marzo, rodeado de potentes lanzamientos como Horizon: Zero Dawn, NieR: Automata o la esperada Nintendo Switch junto a The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Es cierto que Ghost Recon Wildlands es un título diferente a dichos contrincantes por su vertiente táctica tanto en solitario como en cooperativo y una excelente ambientación, pero veremos si finalmente contamos con un juego tan redondo como lo fue The Division en temas de contenido, diversidad de misiones y otras facetas jugables.

 

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012