Impresiones Jugables con los Botones Traseros del DualShock 4

Impresiones Jugables con los Botones Traseros del DualShock 4

5 marzo 2020 0 Por Guillem Sanchis

En el ocaso de la PlayStation 4, Sony nos adelanta lo que parece ser una pequeña muestra de la tecnología que nos espera con la llegada de la nueva generación de consolas.

Hace unos meses Sony anunciaba por sorpresa un pequeño accesorio para el mando de PlayStation 4 con el que ampliar las posibilidades del Dualshock 4 añadiendo dos botones traseros, y aunque parezca mentira este dispositivo puede llegar a ser mucho más útil que el resto de mandos “premiums” o “pro” que podemos encontrar actualmente en el mercado.

El dispositivo es muy sencillo y fácil de instalar, una pieza compacta que se conecta directamente a la salida de auriculares y el puerto EXT del DualShock 4. Obviamente podemos seguir utilizando auriculares, ya que la parte inferior del accesorio incluye una conexión para el cable. Una vez ha quedado acoplado, no entorpece ni molesta el agarre del mando con las manos, convirtiéndolo en un complemento muy ergonómico y que se adapta a la perfección a los dedos que normalmente suelen descansar en esa zona. Además es muy ligero, por lo que no notaremos en absoluto su presencia.

De esta forma, el dispositivo queda fijado en la parte inferior del mando, con los botones ubicados en la parte trasera y aunque al principio cuesta acostumbrarse a que dispones de dos nuevos pulsadores, con el tiempo su acceso es muy intuitivo, ya que esa zona es perfecta para nuestros dedos anulares. Justo entre los dos botones, el dispositivo incluye una pantalla LED táctil que se ilumina nada más conectarlo al DualShock 4 (con la consola encendida) y que nos mostrará los diferentes perfiles configurables.

En total, este accesorio permite personalizar hasta 3 perfiles que podemos programar y guardar para cambiar entre ellos durante el juego mediante una pulsación de la pantalla táctil. A cada uno de los botones podemos asignarle una función, por ejemplo al botón derecho O y al izquierdo X. No incluye la posibilidad de realizar atajos o configuraciones más complejas, como por ejemplo utilizar uno de los botones para que lleve a cabo un L2+O.

Para configurar los botones tan sólo tenemos que mantener dedo pulsado en la pantalla LED del perfil hasta que parpadee, acto seguido vamos pulsando el botón al que queremos asignar la nueva función pasando por la lista rotatoria que aparece en el LED, que obviamente son todos los botones que presenta el DualShock 4 (exceptuando el botón Share, Home y la Pantalla táctil del propio mando). Es muy sencillo y rápido, además se puede restaurar a los valores de fabrica en cualquier momento manteniendo pulsado durante 5 segundos los dos botones más la pantalla táctil.

Se trata de un accesorio muy útil para juegos multijugador, aunque también puede servir para juegos singleplayer que utilizan los botones L3 y R3 para alguna función más allá de girar la cámara o desplazarse. Con los botones traseros podremos pulsarlos directamente mientras nos movemos con el personaje. Sin embargo, donde se saca el máximo partido es sin duda en los shooter o juegos deportivos como FIFA, PES o NBA, normalmente utilizamos el dedo índice y pulgar para llevar a cabo todos movimientos, mientras que los botones traseros nos permiten ejecutar acciones más rápidamente utilizando los dedos que descansan en la parte trasera del mando y que de otra forma no podrían llegar a cumplir ninguna función. O por ejemplo, modificar el botón de salto en un shooter en primera persona añadiéndolo al trasero en lugar de utilizar la X para que podamos apuntar con más precisión mientras saltamos.

Los botones traseros también funcionan si utilizamos el mando para PC, sin necesidad de instalar ningún driver, por lo que es fantástico para jugar a títulos de PC o cuando ejecutamos el remote play. También destacamos que el dispositivo se alimenta de la batería del propio DualShock 4, sin embargo, no hemos notado que la consuma más rápido. La única pega que pondríamos es que al menos en nuestro caso, no ha sido posible conectar el accesorio junto con la carcasa que utilizábamos con el mando, ya que el dispositivo está hecho con unas dimensiones muy precisas y el grosor de la funda hace que no llegue a conectar bien.

En definitiva, se trata de un accesorio muy interesante y totalmente recomendable para los jugadores que buscan mandos más completos y personalizables que un DualShock 4 normal. Quizá este dispositivo se sitúe en un punto intermedio entre los mandos premium de alta gama y los de gama baja. Y a pesar de que el precio no es del todo asequible (29,99 euros) ya que hay que sumarle el precio del DualShock 4 (50 euros), continúa siendo más barato que un mando pro gamer.

El diseño es sublime, su funcionalidad muy sencilla, son cómodos y quedan perfectamente ubicados para un uso intuitivo, si a esto le sumamos que son ligeros y no consumen la batería del DualShock 4 de forma desproporcionada, estamos ante uno de los accesorios más completos que ha sacado Sony en los últimos tiempos.

 

Author: Guillem Sanchis

Redactor de RegionPlayStation desde el año 2011. Me apasiona la lectura y el deporte. Siempre orgulloso de formar parte de este gran equipo.