Killzone Mercenary

Killzone Mercenary

18 septiembre 2013 1 Por Alejandro Altaber

La espera ha terminado. Desde el pasado 5 de septiembre Killzone Mercenary está cautivando a todos los seguidores con su poderío gráfico y su exquisita jugabilidad. Sony espera que el título de Guerrilla Games marque un antes y un después para que distintas compañías comiencen a desarrollar juegos exclusivos para la portátil. Esta es la segunda vez que la saga Killzone se aventura en las pequeñas consolas, logrando en PS Vita un shooter notable que cuenta con un formidable apartado gráfico y rico multijugador, pero que también ha dejado ciertas sombras entre el público.

Con Killzone Mercenary se ha querido enmendar el error provocado con los otros dos shooters que había hasta ahora disponibles en PS Vita, Resistance: Burning Skies y Call of Duty: Black Ops Declassified. Ambas franquicias han causado sensación en sus episodios de sobremesa pero que han supuesto una gran decepción en sus intentos de adaptación a los controles y potencia de la portátil.

Antes de centrarnos en lo verdaderamente importante, queremos hacer un repaso al pasado del equipo creador de Killzone Mercenary, Guerrilla Games. Se trata de un estudio subsidiario de Sony encargada del desarrollo de videojuegos exclusivos de la compañía nipona. Los chicos afincados en Amsterdam son conocidos por desarrollar la saga Killzone, en la cual llevan trabajando desde 2002. Aunque esta saga lleve en el mercado desde hace más de una década, le ha costado mucho llegar a conseguir cierto estatus dentro de las exclusividades de Sony.

killzone mercenary9

Historia

La trama principal de Killzone: Mercenary comienza justo al final de la primera entrega de PlayStation 2 y se relaciona con ciertos lugares de los episodios de la trilogía lanzada en las consolas de sobremesa. A lo largo del argumento controlaremos a Arran Danner, un soldado convertido en mercenario que no duda en aceptar cualquier misión con el caso de lograr una suculenta cantidad de dinero, contratado por cualquiera de los dos bandos,  la ISA o los Helghast.  Cuando una misión aparentemente rutinaria dedicada a evacuar al embajador Vektan y su familia en Pirro sale mal, nuestro protagonista descubre que el resultado de la guerra podría muy bien depender de la suerte del hijo del embajador.

Es entonces cuando Danner comienza a preguntarse qué es lo que vale la pena, si la victoria o el cheque con el que le pagarán. En todo momento somos unos mercenarios que no tienen escrúpulos con aliarse con unos u otros, esto conlleva que podamos unir nuestras fuerzas a los Helghast para así repeler a las fuerzas de la ISA. Por desgracia vemos una vez más algo típico del género, Guerrilla Games no entra en profundidad para conocerlo durante toda la aventura. Sin embargo, cada contrato está perfectamente explicado en las cinemáticas anteriores a comenzar el nivel, con un pequeño informe de cuál es el objetivo a cumplir.

Rescate de rehenes, infiltración en centros Helghast… En total Killzone: Mercenary está formado por 9 misiones, cuya duración media es de 30-40 minutos.  Todas ellas son muy variadas, pero las misiones se reducen siempre a llegar desde un punto A al B, eliminando oleadas de enemigos casi siempre en solitario, ya que el compañero de Danner sufrirá un grave traspié al comienzo del juego.

killzone_873574_650x365

Estas misiones serán totalmente rejugables según el nivel de dificultad (Recluta, Soldado y Veterano) que elijamos entre los tres disponibles, además de que cada contrato que completemos, desbloquearán nuevos retos adicionales en forma de objetivos especiales, necesarios para lograr el 100% del nivel. Si solamente queremos completar una sola vez y de una pasada el juego, la duración final del modo campaña es de unas 5-6 horas. Sin embargo, es rejugable y con un componente multijugador que añadirán muchas horas de juego.

Jugabilidad

Como ya os adelantamos en las impresionales finales, Guerrilla Games ha hecho un trabajo ejemplar, aprendiendo de todos los defectos que tuvieron en su día las entregas portátiles de Resistance y Call of Duty. El sistema de control que presenta Killzone Mercenary es excepcional, no se ha dejado ningún cabo suelto y se han implementado de forma magistral las herramientas táctiles de PS Vita. Las mecánicas tradicionales conjuntan a la perfección con los dos paneles táctiles, lo que ofrece un toque de aire fresco y diversidad al juego. Es realmente sencillo cambiar del arma primaria a secundaria, lanzar una granada o activar el sistema Vanguard, que actúa como un utensilio especial, como un dron de reconocimiento, escudo o ataque sigiloso. También podemos ejecutar sigilosamente por detrás con el cuchillo o interactuar por los menús. No es obligatorio hacer uso de este mecanismo ya que los botones también servirán para recargar el arma, o como hemos dicho, recoger objetos del suelo, pero algunas acciones lo requerirán necesariamente.

Disparar es sin duda lo más divertido de cualquier shooter, pero en cantidad de ocasiones a todo el mundo también le gusta ser una sombra en el escenario, atravesando niveles enteros con nuestro machete y viendo las exquisitas animaciones de ejecución que exhibe el personaje. Uno de los ejemplos es el caso del sprint que se ejecuta tocando dos veces el panel táctil trasero, algo que a veces resulta incómodo o que ejecutamos sin querer mientras sujetamos la consola, o la ejecución de combate cuerpo a cuerpo, que requerirá de mover  nuestro dedo por la pantalla para llevarse a cabo, algo mucho más sencillo.

Algo que hemos visto con muy buenos ojos es la introducción de pequeñas fases de sigilo. Con la utilización del minimapa situado en la esquina inferior de la pantalla, podemos conocer el lugar donde se encuentran los soldados enemigos. De esta forma, los podremos sorprender por la espalda y eliminarlos sin alertar a los objetivos restantes. Además, si completamos un trayecto de la misión sin ser vistos por los soldados, tendremos una bonificación extra cuando la finalicemos. Por otro lado, cuando somos descubiertos hay que hacer un buen uso de las coberturas cuando llegue la acción, aunque la inteligencia artificial creada por Guerrilla es bastante deficiente, y tendrán que mejorar en próximas entregas ya que muchas veces pensaremos que los enemigos son algo tontos. Eso sí, cuando estén recibiendo nuestro ataque se esconderán, reaccionando con rigor ante nuestros movimientos y esperando su oportunidad para arremeter. Jugando en el modo normal te puedes ver sorprendido en alguna ocasión pero si queremos un verdadero reto de verdad tendremos que subir un peldaño más la dificultad de juego.

2013-07-24-194255

Repartidos por todo el escenario de las misiones encontramos nuestra propia tienda de armas. Es el sistema BlackJack donde podemos adquirir toda clase de juguetitos para hacer más fácil nuestro avance. Arran Danner, nuestro protagonista, es un agente solitario y que trabaja por dinero, por lo que podemos acceder a un mercado negro especial donde se encuentran armas que difícilmente podríamos ver en un equipo profesional. Cada una está destinada a un tipo de combate, algunas con más precisión que daño y viceversa, y otras con un cargador o cadencia de tiro mucho más elevada.

El arsenal que tenemos a nuestra disposición está formado por armas principales, armas secundarias, armaduras, granadas, el sistema Vanguard explicado anteriormente y algunas gangas rebajadas que irán variando entre un lugar u otro. La amplia variedad existente de elección aporta un toque de personalización en las misiones muy interesante. Esta característica afectará a la potencia y cadencia de las armas, y al peso, resistencia y movilidad de las armaduras. Según los valores que le demos a nuestro mercenario, podremos formar un mejor o peor equipo de combate.

Para conseguir el dinero suficiente para adquirir estas armas o complementos de combate habrá que desplegar toda nuestra pericia con PlayStation Vita. Todo este dinero irá creciendo exponecialmente según las acciones que hagamos, una eliminación simple vale menos que una muerte sigilosa, un disparo en la cabeza está más valorado que un tiro en el pecho, y una doble muerte por escopeta incendiaria o granada disparará los ingresos. Por desgracia, cada vez que caigamos en la misión tendremos una penalización por haber muerto. Si morimos más de una vez, la cantidad irá aumentando así que habrá que estar atentos y avanzar tomando la mejor decisión.

El dinero que ganemos por cada acción y cada contrato que completes, hará que recibamos ganancias tanto de las misiones de un solo jugador como del multijugador en la misma cuenta para poder decidir por ti mismo en qué gastarlas mejor. Cada Contrato de la campaña individual, por ejemplo, nos reporta distintas cantidades de créditos en las dificultades Recluta (1.000), Soldado (1.500) y Veterano (5.000), por lo que es recomendable darle un toque más de dificultad para obtener suculentas recompensas.

Multijugador

Para terminar los términos jugables de Killzone Mercenary os vamos a explicar el componente multijugador. Si el título solamente contará con la campaña en sus filas, la diversión acabaría demasiado rápido. Por el momento existen 6 mapas diferentes disputados por un máximo de 8 jugadores en cada partida. 3 son los modos de juego que podemos elegir. El primero de llos es Guerra de Mercenarios, donde nos enfrentaremos a los enemigos en una pelea de todos contra todos en el que el ganador será aquel que mayor puntuación (bajas) logre sacar.

Killzone-Mercenary-3

En Guerra de Guerrillas, ISA y Helghast se enfrentan a muerte en el clásico modo de lucha por equipos en el que el equipo con mayor número de bajas será el vencedor de la partida. Por último, en Zona de Guerra, vivimos el clásico modo de juego de la franquicia, basado en cinco tipos de misión diferentes en la que deberemos de cumplir una serie de objetivos y lograr a su vez el máximo número de victorias para ganar.

Son pocos mapas, pocos modos de juego pero el que los enemigos estén controlados por otros usuarios hace que la inteligencia artificial quede olvidada. Asimismo, los 6 niveles son bastante amplios y están muy cuidados. Además el cuerpo a cuerpo está mucho más equilibrado. Para comenzar a jugar online, lo mejor será haber completado primero la campaña para haber obtenido un rango superior que haga que seamos más competitivos en las partidas.

Gráficos

Si hasta el momento Uncharted: El Abismo de Oro ha sido el referente gráfico en PlayStation Vita, Killzone: Mercenary ha superado con creces este nivel técnico. Si por algo se identifica Guerrilla Games es por cuidar al máximo el apartado estético de un shooter en primera persona. Según el propio estudio se ha utilizado una versión no se puede detallar igual que en PlayStation 3, hace notar que el potencial de Vita es mucho mayor de lo que hemos visto hasta el momento.

Los personajes y escenarios han sido detallamos de forma sobresaliente, formando un conjunto final envidiable. Los escenarios son amplios y variados, y aunque nuestra meta solo tenga un camino correcto, la exploración por todos los rincones es muy recomendable para ver el gran trabajo que ha realizado Guerrilla. Los toques de iluminación al salir a cielo abierto, cortinas de humo tras recibir una granada, lluvia o sangre tras matar enemigos son algunos de los elementos destacables a primera vista durante la partida. Todo eso sin olvidar la gran recreación de los palacios helghast con sus elegantes oficinas, fortalezas metálicas en medio de una isla o rascacielos acristalados son algunos de los lugares más distinguidos a la hora de entrar en batalla ante los soldados.

2013-08-08-222205-610x345

Todo este conjunto permite ver en pantalla movimientos realmente llamativos, creando una atmósfera apasionante. Aunque no sea una versión completa del engine de Killzone 3, tenemos ante nuestra pantalla OLED un verdadero espectáculo, con cinemáticas mucho mejor acabadas que ciertos juegos de sobremesa y que da muestras de que trabajando duro, los resultados en esta portátil son realmente satisfactorios. El único punto negativo que hemos podido observar son algunas texturas de calidad regular cuando estamos cambiando entre distintos escenarios, reduciéndose y mucho el acabado final.

Sonido

La banda sonora sigue el estilo del resto de la saga y no se ven muchas diferencias con entregas anteriores. Es cierto que el encargado de ella, Joris de Man, está trabajando con Shadow Fall, pero su recambio ha sabido dirigir a la perfección la creación del ambiente del juego. El doblaje al castellano está al nivel de otros Killzone, algo muy de agradecer para no centrarnos en los textos y solamente hacerlo en los obstáculos que tenemos delante.

Los efectos sonoros son espléndidos, explosiones, disparos, voces son perfectas de principio a fin. Es cierto que algunas voces terminan cansando o no han sido bien recibidas, como la del niño que deberemos rescatar en una de las misiones. Aun así es algo con lo que podíamos contar ya que el gran protagonista de este apartado a lo largo de la serie ha sido el ambiente, el griterío de un ataque helghast, el sonido de los disparos chocando con las paredes o atravesando enemigos, y no tanto la calidad de los diálogos o su interpretación.

Debido a la posición que ocupan los altavoces en PS Vita, el sonido no siempre se escucha de una forma clara. El problema se acaba poniéndonos unos auriculares o cascos, lo que nos hará evadirnos de la realidad y ponernos en la piel de Arran Danner, eliminando helghast sin cesar con tal de tener la paga correspondiente al final de la misión.

Conclusión

En términos jugables Killzone Mercenary ha logrado alcanzar el nivel de Uncharted: El Abismo de Oro y Gravity Rush, e incluso a nivel gráfico los han superado. Por desgracia, son los estudios internos de Sony los que nos alargan poco a poco la vida de PlayStation Vita. Si tuviéramos que esperar a otras compañías, esta portátil ya hubiera pasado a mejor vida, aunque muchos ya lo piensen. Si andáis un poco justos de dinero por la gran cantidad de lanzamientos de estos últimos días, esperaros un tiempo para adquirirlo. La experiencia de la campaña y el modo multijugador es muy gratificante pero la corta duración echa para atrás antes de comprarlo. Sin embardo, con Killzone Mercenary podemos jugar por primera vez un gran FPS en PS Vita, con un control sensacional y una calidad gráfica digna de las consolas de sobremesa.

Killzone: Mercenary - Gameplay Trailer

Developed by Guerilla Games Cambridge, Killzone™: Mercenary is an upcoming first person shooter for the PlayStation®Vita. Play as the all-new Mercenary faction, taking on paid contracts not only from the dangerous ISA, but the vicious Helghast as well. There is no good. There is no evil. There is only the mission...

 

Lo Mejor

  • Jugabilidad exquisita digna de juegos de sobremesa
  • El primer FPS que brilla por sí mismo en PS Vita
  • Espectacular nivel gráfico

Lo Peor

  • Los 9 contratos se nos harán muy cortos
  • Poca variedad de modos multijugador
  • Deficiente Inteligencia Artificial

 

Puntuación

  • Historia: 8
  • Jugabilidad: 9,5
  • Multijugador: 8
  • Gráficos: 9
  • Sonido: 8,5
  • Duración: 7,5

Nota Final: 8.4

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012