L.A. Noire

L.A. Noire

3 marzo 2013 1 Por toonie

Traslademonos a los años 40 en EEUU donde una ciudad empieza a ser una referencia mundial y comienza a llenarse de crimenes, corrupción y droga. «Welcome to Los Ángeles». De la mano de Cole Phelps, que acaba de llegar de combatir en la Segunda Guerra Mundial, recorreremos la cara más oscura de la ciudad. El mundo de Hollywood, soldados que tras volver de la guerra no supieron adaptarse, la mafia, la corrupción política, las drogas… Todo esto nos llevará a un sinfín de crimenes sin descanso que tendremos que investigar. Desde el primer minuto de juego debes estar preparado para ponerte en la piel de un verdadero detective, te enfrentarás a cadáveres, pistas, huellas, interrogatorios, tiroteos… Todo lo necesario para que te estrujes el cerebro como investigador.

Como ya os he adelantado, encarnamos a Cole Phelps, excombatiente condecorado en la segunda guerra mundial y policía. De su mano pasaremos por distintos departamentos dentro del cuerpo de policía: patrulla, tráfico, incendios, homicidios y antivicio. En cada departamento coincidiremos con un compañero que nos ayudará en las andanzas por los distintos casos que nos irán apareciendo hasta completar un total de 21 casos principales. Además dispondremos de casos que van surgiendo durante el juego, que avisarán por radio, en los que tu mismo decidirás si quieres hacerte cargo de ellos o no. Phelps irá subiendo peldaños para llegar al éxito caso a caso, pero conforme vaya subiendo dentro del departamento, irá descubriendo otro tipo de mundo criminal en el que veremos el lado más oscuro de Los Ángeles de la posguerra.

lanoira

Jugabilidad

Más de uno de vosotros habrá pensado que viniendo de la mano de Rockstar podemos encontrarnos con un juego libre tipo GTA o Red Dead Redemption. Sin embargo nos encontraremos con un juego más lineal, una historia guiada en la que no tendremos tanta libertad de acción como en los títulos que os he mencionado. L.A Noire toma un camino más parecido a una aventura gráfica, con un ritmo más pausado (que no aburrido) y con, eso sí, el sello inconfundible de Rockstar que ha sido plasmado perfectamente por los chicos de Team Bondi.

El desarrollo de la historia vendrá marcado por los distintos crimenes que irán surgiendo en la ciudad. Tras comenzar cada uno de ellos con una escena en la que veremos como se comete el crimen, apareceremos en la comisaría donde se nos asignará el caso. Una vez sepamos dónde tenemos que ir podremos elegir si conducimos o si, por el contrario, queremos que sea nuestro compañero quién nos lleve al lugar de los hechos. De esta forma podremos llegar antes a nuestro destino y además podremos visualizarlos subtítulos de las conversaciones con el compañero, que tan dificiles son de seguir si llevas tu mismo el vehículo. En el caso de que os apasione conducir y pasearos por la ciudad antes de llegar a vuetsro destino podéis hacerlo sin ninguna prisa, excepto en algunas excepciones.

Una vez llegamos al lugar del crimen tendremos que agudizar nuestra astucia. Debemos localizar pistas por toda la zona, manipularemos los cadáveres y preguntaremos a cualquier personaje que estuviera por allí en el momento del crimen. El juego cuenta con ayudas para la localización de las pistas, de este modo comenzará una música que no desaparecerá hasta que encontremos todo lo necesario para seguir con el caso. Además de la música también estaremos ayudados por la función de vibración de nuestros Dualshock que se activará al pasar cerca de una pista o de algún objeto que Phelps considere sospechoso.

Todas las pistas que encontremos en nuestra investigación irán a parar a nuestra libreta, sin duda el arma más poderosa en las manos de nuestro protagonista. Cada objeto, persona o dato, quedará reflejado en nuestra libreta para poder luego usarla en uno de los puntos más fuertes e innovadores del juego: Los interrogatorios.

Cuando nos enfrentemos a un testigo o sospechoso tendremos que interrogarlo siguiendo unas pautas marcadas en nuestra libreta. En cada interrogatorio tendremos 3 opciones: Verdad, duda y mentira. Estas opciones podremos utilizarlas al ver la cara de nuestro testigo o sospechoso después de contestar a nuestra pregunta. Gracias a la calidad alcanzada en las expresiones faciales de los personajes, de las que os hablaré en el apartado gráfico, sabremos si dicen la verdad si tras respondernos nos clavan la mirada fijamente. Si por el contrario el personaje comienza a esquivarnos la mirada y mirar para otro lado sabremos que miente. En este caso podremos utilizar la opción de mentira, si sabemos que miente y tenemos alguna prueba en nuestra libreta que lo demuestre, o duda, si sabemos que miente pero no podemos demostrarlo.

Nuestras funciones de detective no se acaban en recoger pistas y en los interrogatorios, además de esto habrá casos en los que tendremos unas divertidas persecusiones y tiroteos. Tanto las persecusiones como los tiroteos están plasmados de una forma muy sencilla, ya que, como os he comentado, el juego le da más peso al apartado argumental que al de la acción sin control.

Una vez terminamos y resolvemos un caso recibiremos una puntuación de 1 a 5 estrellas, en función de las pistas recogidas y de los aciertos que hayamos tenido en los interrogatorios a testigos y sospechosos. Inmediatamente después, se nos mostrará el siguiente caso y volveremos al punto de partida.

Gráficos

En este apartado L.A. Noire destaca principalmente en dos aspectos que hacen que el juego luzaca espectacular: La recreación de la ciudad de Los Ángeles a finales de los 40 y especialmente por el nuevo sistema «Motion Scan», que recrea de forma espectacular las expresiones faciales de los personajes.

El trabajo de Team Bondi en la recreación de la ciudad se adapta fielmente a lo que se podía encontrar en Los Ángeles en los años 40. En busca de hacer el juego lo más perfecto posible los chicos del estudio han llevado a cabo un trabajo de documentación que plasma la ciudad al 90% de lo que fue la realidad de aquella época. Cada edificio, calle, tienda, nos sumerge profundamente en los años 40, dejándonos boquiabiertos mientras circulamos o pasemos por la ciudad. Por poner algún pero, tenemos que decir que en algunos casos el juego sufre de popping (aparición de elementos o edificios de repente) al movernos por la ciudad. Es algo que observaremos durante el juego pero que para nada estropea el gran trabajo realizado en el juego.

El sistema Motion Scan que se ha desarrollado y plasmado en L.A. Noire nos muestra una captura de movimiento facial nunca vista antes en un videojuego. Con este sistema se consigue plasmar al detalle la expresión del actor, viendo en el resultado final que el personaje se adapta perfectamente a la expresión real del actor humano que representa. Sencillamente genial. Con este sistema es con el que podremos manejarnos en los interrogatorios y saber si el personaje al que interrogamos nos dice la verdad o nos miente según la expresión facial que realice cuando nos responda a nuestras preguntas. Además de usarse en las recreaciones faciales destinadas a los interrogatorios, esta tecnología nos da otro nivel de detalle espectacular en los diálogos. Y es que si dejamos de leer los subtítulos y nos fijamos en la pronunciación del personaje, observaremos como se adapta perfectamente su boca y cara a cada palabra pronunciada en el doblaje.

A nivel gráfico L.A. Noire ha conseguido sorprendernos y puedo deciros sinceramente que su acabado es de lo mejor que se ha visto en la historia del videojuego. Sin entrar en el «problemita» del popping, el juego en este apartado es perfecto.

Sonido

El apartado sonoro del juego destaca por la implicación de la música con la historia y con la buena ambientación que se consigue con las piezas de jazz y blues que se escuchaban en los años 40.

La música será nuestra aliada en la consecución de pistas, en estos casos escucharemos una melodía de misterio que se acentúa cuando estamos cerca de algún objeto relevante. Además escucharemos distintos tipos de sonidos durante los interrogatorios, ayudándonos a saber si hemos hecho bien al juzgar si el testigo o sospechoso nos dice la verdad o nos miente.

Uno de los puntos que pueden ser más criticados es que el juego viene sin doblaje de voces al castellano. Esto puede resultar molesto para personas que no dominen el inglés y tengan que estar pendientes de los subtítulos. Si que es verdad, que creo que el juego perdería ese nivel gráfico en los diálogos que nos ofrece el sistema Motion Scan, en el caso en que estuviera doblado al castellano. Por tanto, considero que Rockstar hace bien al mantener el inglés como único idioma hablado, porque así es la única forma de conseguir plasmar perfectamente el trabajo gráfico.

Coclusión

Rockstar ha conseguido sacar al mercado algo diferente, un juego que está entre la libertad de movimiento a tus anchas, tipo GTA, y una trama lineal y muy argumentada al más puro estilo Heavy Rain. Sin llegar a ser ninguno de los dos juegos citados anteriormente, podemos decir que se puede quedar en medio de los dos géneros, cogiendo lo mejor de uno y de otro. Sí que puedo decir que a veces peca de repetitivo cuando llevas varios casos dentro de un departamento, pero para nada consigue aburrir al usuario que se quedará horas y horas delante de su televisor siguiendo la trama. Por tanto, tenemos ante nosotros una verdadera obra maestra y uno de los mejores juegos de 2011. Totalmente merecido.

Lo mejor
– La trama argumental
– el nivel gráfico conseguido con el sistema Motion Scan
– Su larga duración

Lo peor
– Aparición de popping en algunos momentos

Nota: 9.7

Author: toonie