Primeras Impresiones de Pillars of Eternity: Complete Edition para PlayStation 4

Primeras Impresiones de Pillars of Eternity: Complete Edition para PlayStation 4

14 julio, 2017 0 Por Guillem Sanchis

Pillars of Eternity es el juego de rol por excelencia que los amantes del género estaban esperando. Tras su estreno en PC hace algo más de un año, la nueva obra de Paradox y Obsidian Entertainment fue elogiada tanto por la prensa internacional como por los propios usuarios, obteniendo un 89 en Metacritic.  Ahora le toca el turno a los jugadores de consola, ya que a partir del próximo 29 de agosto podremos disfrutar de una completa y renovada versión del juego, adaptada a los controles de PlayStation 4. Nosotros ya hemos tenido la oportunidad de probar el juego en exclusiva y hoy os contamos nuestras primeras impresiones.

Hace ya algo más de 5 años que el equipo de Paradox Interactive propuso a los jugadores la posibilidad de embarcarse en un título que volviera a las raíces del género de rol más puro. Tomando como referencia el mítico Baldur’s Gate y Planescape: Torment, el estudio lanzó su propuesta a través de Kickstarter donde consiguió el apoyo de cerca de 75000 personas. El resultado fue Pillars of Eternity, un juego que antes incluso de debutar en PC ya contaba con una serie de críticas inmejorables junto con docenas de premios.

Llevábamos mucho tiempo esperando un juego que fuera un digno sucesor de la saga Baldur’s Gate y os aseguramos que ha llegado el momento. Y no es para menos, ya que Pillars of Eternity recupera la esencia misma de la vieja escuela en un videojuego de dimensiones colosales, adaptándola a los nuevos tiempos de una forma genuina. En el caso de que todavía no hayáis experimentado la magia que ofrece este título en su versión para PC, ahora tenéis la excusa perfecta con el debut del juego en PlayStation 4, donde además incluye el mundo expandido y los nuevos personajes de The White March: Parts I & II, los dos contenidos adicionales que acompañaron el lanzamiento del juego básico en PC.

Obsidian Entertainment tiene detrás un equipo de profesionales con gran experiencia en este tipo de género, desde sus inicios todos los juegos de rol que han producido han sido sinónimo de éxito, la saga Neverwinter, o Star Wars: Caballeros de la Antigua República II son sólo algunos ejemplos, aunque también han trabajado en títulos de corte diferente como South Park: La Vara de la Verdad o Alpha Protocol.

Para Pillars of Eternity la compañía ha mantenido la fórmula que tanto éxito le dio, creando un mundo en constante cambio donde el jugador tiene el poder de construir su propia historia con sus elecciones. Y es que el título se cimienta en una narrativa muy rica, con mucho texto, profundizando en todo el argumento que rodea el universo del juego y sus personajes. A ello tenemos que sumarle un completo editor de personajes donde podemos elegir entre 6 razas y sus correspondientes subrazas, un desafiante sistema de combate que combina pausas estratégicas y acción directa, decenas de misiones por cumplir, lo que nos ofrece una aventura de dimensiones colosales.

Ahora que ya sabemos a que nos enfrentamos, es hora de profundizar en lo que a título personal nos ha parecido el juego en su versión para consola. Obviamente el aspecto que más os interesará es sin duda la temida pregunta del millón, ¿cómo es el control del juego en el DualShock 4?

Si bien es cierto que no es la tónica habitual, cada vez es más frecuente ver juegos de rol estratégico en consola. No es la primera vez que vemos que un juego de rol puro lanzado en PC se acaba publicando en PlayStation 4 y Xbox One, pero Pillars of Eternity es otra historia, ya que las múltiples opciones que ofrece el juego en su sistema de combate fue desarrollado desde un inicio para PC, y un buen control es totalmente indispensable para que el jugador no pierda la esencia que tan grande ha hecho este título.

Obsidian y Paradox lo tenían claro desde el principio y por esta razón decidieron adaptar los controles para el mando de la consola desarrollándolo desde 0.  El resultado que nos dejó la prueba fue muy positivo. Al principio quizá satura demasiado la cantidad de información que tenemos que asimilar para realizar un buen manejo, pero conforme pasan los minutos y te vas adaptando, el resultado es extraordinario. No sólo en los combates debemos tener en cuenta el número de botones y premisas que tenemos que controlar, sino también fuera de ellos. Consultar el inventario, administrar pociones, pergaminos, diario de personaje, detectar trampas, exploración, sigilo, hablar con la gente, misiones secundarias y principales, cada apartado tiene su propia estructura, pero todo está completamente preparado para tener una experiencia jugable al nivel de PC.

El combate es donde más podría flojear el DualShock 4 por la limitación de sus botones, pero nada más allá de la realidad. El mando nos permite llevar a cabo todas las funciones con sencillez y agilidad, controlar nuestro grupo de personajes para atacar a cada enemigo o focalizar el combate sobre uno de ellos, gestionar las habilidades, hechizos, defenderse, curar, desplazarse, etc. Lo mejor de todo es que para el componente estratégico contamos con la pausa activa que nos permite detener el combate y elegir bien los pasos que vamos a dar a continuación.

El trabajo que han realizado desde Obsidian y Paradox es absolutamente increíble, la prueba nos dejó el presentimiento de que Pillars of Eternity puede ser un gran paso para que los jugadores del género de rol más puro disfruten de estos grandes títulos también en consola.

Si ya has tenido la oportunidad de probar Pillars of Eternity, entonces la Complete Edition puede ser una gran oportunidad para volver a visitar los detallados escenarios del Reino Oriental en una pantalla grande y probar el desarrollo de los nuevos personajes y las nuevas rutas a través de la épica historia.

Author: Guillem Sanchis

Redactor de RegionPlayStation desde el año 2011. Me apasiona la lectura y el deporte. Siempre orgulloso de formar parte de este gran equipo.