Especial | Resident Evil — El origen del mal

Especial | Resident Evil — El origen del mal

22 enero 2017 0 Por Víctor González Valle

Estamos a escasos días del lanzamiento oficial de la séptima entrega numerada de la ya longeva saga Resident Evil, obra de Capcom, donde se promete un nuevo giro de tuerca y un acercamiento al terror más inmersivo que ha vivido la saga, con su paso a la primera persona, a la supervivencia y su compatibilidad con Playstation VR, prometiéndonos más que un regreso al pasado, un vistazo a este mismo pero un paso adelante en el concepto de terror en la saga.

En RegiónPlaystation queremos aprovechar estas fechas para echar un vistazo al pasado real de la saga y descubrir sus orígenes, su primera entrega, aquella que comenzó todo en nuestras Playstation allá por el año 1996, donde los 3D empezaban a abrirse paso y ganar popularidad con las nuevas y flamantes consolas de 32 Bits y el uso más generalizado del CD-Rom, que permitía una mayor cantidad de datos, con la consecuencia mejora en calidad gráfica, sonora y la inclusión de vídeos tanto CGI como de actores reales ( Porque si, el primer Resident Evil contaba con una introducción con actores reales)

Para comenzar a excavar en lo que finalmente sería Resident Evil ( Biohazard en tierras japonesas) debemos remontarnos al año 1993, Tokuro Fujiwara, creador del videojuego para NES Sweet Home , del que Resident Evil tomaría muchas referencias y guiños dío la idea a un joven Shinji Mikami de crear un juego de terror al estilo de aquel Sweet Home ( aunque este era más un RPG que un Survival si que transcurría en una mansión y contaba con las ya tan características puertas como pantalla de carga, los inventarios etc).

Durante los primeros seis meses de desarrollo, Shinji Mikami trabajó en solitario en el título, creando conceptos, bocetos e ideas donde algunas de estas se mantendrían mientras otras desaparecerían por completo y algunas tendrían que esperar a futuras entregas para poder ser posible, debido a las limitaciones tecnológicas de la época.

El ejemplo que viene más acorde en estos momentos fue la primera idea de Mikami, nada más y nada menos que crear un juego en primera persona con entornos completamente en 3D basándose en el ya citado Sweet Home, concepto que ahora en pleno 2017 , 21 años después del lanzamiento de su primera entrega veremos por primera vez, aunque no sea de las manos del señor Mikami, que abandonó la saga después de su cuarta entrega ( el primer gran giro tanto argumental como jugable en esta misma, más que necesario debido a la bajada constante en ventas que estaban teniendo sus entregas clásicas).

Otra de las ideas descartadas y de las que hay incluso algún que otro vídeo perdido por la inmensidad de Internet era la idea del juego en cooperativo, en primer momento Chris y Jill compartirían toda la aventura en vez de permitirnos escoger personaje al principio del juego como fue finalmente, este personaje podría estar controlado por otro jugador o en caso de no haberlo por una IA, por desgracia, este concepto tuvo que ser desechado también por falta de tecnología.

En propias palabras de Mikami, cuando descubrió el clásico Alone in the Dark, tuvo la idea de las cámaras fijas, haciéndole cambiar todo el concepto de juego en primera persona que tenia en mente, las cámaras fijas permitirían a los creadores crear ángulos cinematográficos y colocar a los enemigos y los sustos de manera que el jugador no pudiese verlos de un simple vistazo, además para ello en lugar de los polígonos arcaicos de la época se decidieron por utilizar fondos prerenderizados, es decir, imágenes estáticas que permitían añadir muchísimos más detalles pero que no funcionaban en 3D real, lo único en 3D eran los personajes y enemigos en pantalla, así como los objetos del entorno con los que se podía interactuar de alguna manera.

Otras ideas de preproducción que fueron descartadas fueron la intención de dar al juego un toque menos serio y más humor, en un principio Chris Redfield y Jill Valentine irían acompañados de dos personajes que quedaron totalmente eliminados, por un lado Dewey, un afroamericano que actuaría como elemento cómico y Gelzer, un Cyborg- si , amigos, un Cyborg- que actuaria como el forzudo del grupo. Por suerte, esta descabellada idea fue descartada y Dewey y Gelzer quedaron en el olvido para presentarnos a personajes como Rebecca Chambers o Barry Burton.

Cabe destacar que también se realizó un doblaje completo de la historia en japonés pero que se desechó incluso en ese país ya que creían que unos personajes que eran americanos sonarían extraños hablando en japonés,por lo que tanto las versiones occidentales como las asiáticas contaron con un doblaje al inglés de una calidad bastante cuestionable ( cosas de la época, ¿Quien no recuerda el Jill’s Sandwitch? Incluso tuvo su guiño en la saga Dead Rising de la propia Capcom)

También se tuvieron que eliminar subtramas y entornos como un cementerio o la historia de la familia Trevor, creadores de la Mansión Spencer, emplazamiento de esta primera entrega , cosas que se recuperaron en el posterior Remake, que se lanzó a comienzos de los años 2000 para ser remasterizados hace relativamente poco tanto para nuestras Playstation 3 como nuestras Playstation 4, consiguiendo superar en todos y cada uno de los aspectos al original y que si aún no habéis podido probar no podéis perder la oportunidad de conseguirlo.

Por otra parte, y una de las cosas por las que más recordamos los fans de la saga esta primera entrega es por sus escenas con actores reales, Resident Evil estaba planeada inicialmente como una única entrega que imitaría las películas americanas de serie B , por lo que se contrataron a actores universitarios para rodar tanto la introducción del juego como los diferentes finales ( que variaban dependiendo nuestro personaje y diversas acciones a lo largo del juego), estas escenas realmente causan más estupor y carcajadas que terror en si ( culminaremos el artículo con un vídeo de dicha introducción, atentos a la cara de Wesker en la presentación de personajes).

El juego apareció en Playstation el 22 de marzo de 1996, recibiendo diversos ports para Sega Saturn o PC, y lo que fue un experimento y el refinamiento de un género que inició de forma bastante arcaica Alone in the Dark terminó siendo todo un éxito, vendiendo varios millones de copias solo en Norte América creando una franquicia plagada de títulos, tanto principales como Spin-offs, algunos de mayor calidad y otros más regulares, pero eso es algo que ocurre en toda franquicia con tantos años y juegos a sus espaldas, pero eso es otra historia .

Ahora se acerca Resident Evil 7 y con un nuevo giro en sus mecánicas que lo separa de la acción palomitera de sus últimas entregas y lo lleva por uno de los conceptos originales de la saga, la primera persona, Capcom ha puesto toda la carne en el asador para volver a reconquistar el mercado de los juegos de terror ¿Estará a la altura de las expectativas? Ya queda muy poco para saberlo.

Y vosotros ¿Jugasteis Resident Evil en su día?

Author: Víctor González Valle

Redactor de RegiónPlaystation desde octubre de 2014. Fan de los JRPG , el terror y casi cualquier tipo de género. Escribo sobre Anime, manga y libros además de videojuegos. Me encanta aprender hasta el menor de los detalles de los juegos, empresas y desarrollos. ¡Adoro escribir!

Twitter: @BarryMurton29