Sleeping Dogs

Sleeping Dogs

3 marzo 2013 0 Por toonie

Fijándonos un poco en la tendencia que están abarcando los mercados últimamente nos damos cuenta de que el género SandBox cada vez ocupa más cuota en este, los lanzamientos de los denominados juegos de mundo abierto se suceden de una manera bastante rápida igualando en muchas ocasiones la calidad en cuanto a historias contadas de aquellos que cuentan con un desarrollo mucho más lineal y cerrado, juegos como Grand Thef Auto, el afamado The Elder Scrolls V Skyrim o alguno más reciente como Red Dead Redemption son buena prueba de ello y sus altos índices de venta sirven para justificarlo. Sleeping Dogs llega para seguir confirmando la regla y no para ser una excepción, de ello podemos estarle agradecido a Square Enix que en los momentos inestables del título donde se debatía si seguir con su desarrollo o no salvó el proyecto de una cancelación casi segura adquiriendo los derechos del mismo a Activision y parece ser que el resultado ha sido satisfactorio, el reconocimiento de los medios con notas que se aproximan al 10 en la mayoría de la webs y la buena crítica por parte de los usuarios que lo hemos jugado, si bien el título denota una calidad más que notable siempre hay aspectos que se pueden mejorar y este es el caso, algo que “pasamos” por alto dado a los contratiempos que ha sufrido Sleeping Dogs desde los estudios hasta la llegada a sus tiendas. Sin más os dejamos el análisis a continuación para que los disfrutéis, con nuestras respectivas disculpas por el retraso, ya sabéis lo que tiene no tener un buen padre que te ampare, pero nos gustan los videojuegos y queremos compartirlo con vosotros, con la mayor ilusión del mundo y dejándonos la piel con los recursos que tenemos.

Imagen

HISTORIA
La historia de Sleeping Dogs nos sitúa en la piel de Wei Shen, agente doble cuyo objetivo como suele ser habitual en estos casos es la busca y captura a uno de los criminales más sonados de todo Hong Kong, para ello Wei vuelve a la que es su tierra para empezar la faena en una historia que tendrá un hilo argumental doble gracias a la doble cara con la que deberá de jugar nuestro anfitrión. Para ser más concretos deberemos de infiltrarnos en las mafias asiáticas así como bandas callejeras para buscar pista e ir acercándonos poco a poco a nuestro cumplido, el problema como viene siendo habitual en este tipo de casos es que solo nuestros superiores en cuanto a la policía se refiere sabrán cual es nuestro verdadero papel, algo que nos obligará a actuar con delicadeza cumpliendo misiones para las bandas y a la vez obligándonos a tener suma delicadeza con la autoridad que intentarán capturarnos como si de un villano se tratase. Por supuesto tantos años fuera de Hong Kong no nos ayudará nada en nuestra faena, trayendo consecuencias durante la estancia a nuestra ciudad. La verdad es que nos encontramos ante una historia bien planteada que si algo se le puede echar en cara es la falta de expresividad por parte de algunos personajes, aun así, los diálogos ayudan a embelesarte a medida que va transcendiendo la historia, por otro lado también se peca en cierto modo del factor sorpresa que parece estar basado en el principio de la evidencia ya que algunos giros argumentales están muy vistos en títulos similares y hacen que en ocasiones nos sintamos poderosos prediciendo el futuro y claro está, acertándolo. En conclusión un historia bien planteada que engancha, con una duración menos extensa de lo que suele ser habitual en otros sandbox (se puede completar todo en unas 20 horas aproximadamente) y con dosis de acción por todas partes que enamorarán a los amantes de la agresividad videojueguil, las peleas están aseguradas, las persecuciones también y un sinfín más de opciones y variables que pueden combinar los dos lados de la ley.

Imagen

JUGABILIDAD

Como hemos mencionado anteriormente a parte de pasarlo pipa con Sleeping Dogs las misiones serán de los más variopintas añadiendo muchas nunca vistas en otros títulos hasta la fecha y para cursarlas el juego de Square Enix sigue los cánones habituales en cuanto al sistema de juego se refiere. Para comenzar, hablaremos del sistema de lucha que ya nos sonará a muchos, es un sistema basado en los enfrentamientos cuerpo a cuerpo que ya han incorporado otros títulos como Uncharted 3, buque insignia de Sony e hijo predilecto de Naughty Dog, también los Batman de Rocksteady son unos de los invitados y Sleeping Dogs se sube al tren en este aspecto, clasificando los botones por armas de ataque, es decir, un botón para los puñetazos, otro para las patadas, otro para los contrataques (importante dónde los haya) así como la recogida y el lanzamiento de objetos etc. También tendremos a nuestra disposición las cogidas o técnicas de agarre que dependiendo del rival que tengamos enfrente serán posibles llevarlas a cabo o por el contrario deberemos de debilitar antes a nuestro oponente para ejecutarlas. El contraataque que os hemos mencionado anteriormente gozará de especial importancia, puesto que tendremos que darle al botón en el momento adecuado mientras que esperamos el ataque de nuestro atacante, el resultado de fallar ya sabemos todos cual es, el encaje de un buen golpe hacia nuestro protagonista. Las armas tendrán la característica de usar y tirar, es decir, que no podremos guardárnoslas una vez usadas y utilizarlas posteriormente, los cuchillos por ejemplos tendrán una duración vital, después de esta Wei se deshará de ella automáticamente queramos o no. Pero aquí no acaba todo porque nuestro personaje viene mejor dotado nunca y gracias a esto no solo nos basaremos en “machacar” botones sin sentido, los combos serán posibles en Sleeping Dogs, dandos más variedad a la hora de enfocar las peleas, pudiendo aprender más a medida que vamos avanzando, y es que en United Front Games no se han olvidado de nada, los Fatalitys serán otro factor a tener en cuenta, las puños, las patadas y las armas no solo serán nuestras bazas a favor sino que el entorno también nos echará un cable, persianas reventadas en las caras de tus atacantes, cabezas estampadas contra ventiladores (por supuesto en marcha) o meter al asiático que tienes enfrente por un tubo de ventilación y simplemente decir adiós, para ello será tan sencillo como cogerlo, acercarlo al objetivo y disfrutar con la pequeña cinemática para delicias de los más salvajes. El sistema de recuperación de salud es sencillo, a medida que encadenemos combos, que no recibamos daño o llevemos a cabo fatalitys nuestro indicador de respeto ubicado en la parte posterior izquierda de la pantalla aumentará y con ello el miedo de nuestros agresores, consiguiendo así facilidades en el combate y recuperación de vida. Los combates se hacen duros las primeras veces aunque es algo que a medida que transcurre la historia y los mismo nos hacemos con ellos rápidamente y reduciendo así la dificultad en grandes dosis algo que al parecer no ha gustado mucho en la comunidad puesto que lo han visto algo sencillo.

Imagen

Por otro lado la conducción también tiene su gran trozo de pastel y desde los estudios se han empeñado en intentar conseguir algo “divertido” y variado dentro de lo habitual, el abanico de vehículos es bastante variado, entre ellos diferentes tipos de coches, vehículos a dos ruedas por supuesto, camiones, autobuses, vehículos acuáticos o vehículos de aire, cuyos controles se hacen de notar las primeras veces que tomamos el control por ejemplo de nuestro bólido, un sistema de conducción particular al que nos adaptamos como viene siendo habitual a medida que vamos jugando, punto a favor para la sensación de velocidad que transmite lo que pretende sin ninguna duda. Las misiones tienen casamiento directo con la conducción siendo necesario recurrir al uso de los vehículos dependiendo de estas, por ejemplo cuando tenemos que seguir a alguien y para ello debemos respetar todas las normas de circulación y así no levantar sospechas, lo minijuegos también hacen uso de la carretera existiendo uno a modo de carreras ilegales al mas puro estilo Fast and Furious y cuando decimos al más puro estilo no mentimos, los coches tuneados y deportivos lo demuestran del mismo modo que tendremos la opción de embestir con nuestro coche el vehículo de nuestros acosadores para acabar con ellos y que en muchas ocasiones acabarán volando por los aires o estampados contra cualquier muro que se tercie en la colonia china. Otra posibilidad más que interesante será el poseer un vehículo mientras está en marcha, opción que será resaltada por un simple QTE fácil, rápido y eficaz y que recuerdo mucho a pequeños pero grandes títulos como Pursuit Force que estaban basados en esto directamente.

Algo que han entendido los chicos de Square es que la calidad de los sandbox no se mide por el tamaño de sus mapas ni por la cantidad de tiroteos que ocurran en el juego en sí, y por ello nuestro Hong Kong no cuenta con un mapa inmenso en el que los desplazamientos se hacen eternos y perdemos horas y horas, siendo este mas comedido y haciéndonos los viajes muchos más llevaderos y ágiles sin aburrir de un lado a otro. Por otra parte los tiroteos tampoco son la tónica principal del juego pero si que están presentes para quitar el mono a los más necesitados a la polvora, nada nuevo bajo el sol en este aspecto aunque si que han sabido implementar algunas características que si bien no son novedosas si que agracian los tiroteos de una manera muy correcta, para ello contaremos con el sistema de cobertura habitual de diversos juegos de acción en tercera persona, cubriéndote cuando sea necesario y descubriéndote en el momento justo para abrir fuego, el tiempo bala nacido con Max Payne y continuado por la entrega más reciente de Rockstar, Max Payne 3 se ha apuntado a la fiesta del vecino del país del sol naciente de modo que siempre tendremos unos segundos para realizar nuestra faena, del mismo modo se activará cuando iniciemos algun movimiento especial como por ejemplo arroyar a algún enemigo deslizándonos sobre alguna mesa. No se han dejado nada en el tintero y a medida que vamos jugando aparecen los famosos hombres escudo, aquellos que tomaremos para protegernos de balas y demás, otro camino en las misiones será la necesidad de ayudar a compañeros malheridos y arrastrándolos con nuestro esfuerzo abriéndonos paso una vez más con nuestra arma. Si las dosis armamentística todavía no es suficiente, vehículos y armas de fuego también parece que se llevan bien en Sleeping Dogs donde en ocasiones tendremos que conducir nuestro vehículo y disparar a la vez y otras simplemente deberemos de disparar a mansalva y no preocuparnos de nada más, en este caso seremos los copilotos de la conducción.

Imagen

Combates, armas, conducción… llegó el momento de hablar un poco de las misiones y de algún que otro minijuego para no extendernos demasiado, y es que aunque pueda parecer que las misiones de ambos en ambos bandos pueden ser iguales no es así y es algo en lo que da la impresión que han trabajado, de modo que si por ejemplo somos policías, podremos “hackear” cámaras de seguridad para pillar a traficantes y maleantes, importante es mencionar que hay más variables; micrófonos ocultos, la toma de fotografías incriminatorias, el uso de disfraces para entrar en zonas prohibidas, rompiendo la rutina que se puede crear en títulos hermanos. Por otro lado también tenemos que tener en cuenta que el sandbox de United Front Games cuenta con el uso de la experiencia, de modo que seremos premiados por la manera que llevemos a cabo nuestras misiones tanto si son del bando de los policías como si son a favor de las bandas y con recompensas diferentes, así como habilidades distintas, de modo que si realizamos misiones policiales tendremos unas mejoras concretas en este caso enfocadas a este campo como un mayor dominio de las armas de fuego, del hackeo de cámaras y demás, utilización de ganzúas, etc, mientras que si realizamos las misiones de las bandas, la mejora de las habilidades será distinta, tales como; un mejor ataque cuerpo a cuerpo, más daño directo o defensa en peleas… etc.

Ya por último queda el nivel de personificación del personaje con el que somos recibidos en este aventura, ropas de todo tipo y estilos alguna de ellas solo dependiendo del prestigio que tengamos en la ciudad, también dispondremos de ropa diferente para cada ocasión puesto que como hemos dicho antes Sleeping Dogs tiene opciones mil e ir al Karaoke merece una vestimenta para la ocasión adecuada, otra opción si no nos apetece cantar es salir a ligar, acudir a clubs de lucha o… ¿Quizás una peleíta de gallos? De cualquier modo, no seas cutre y vayas igual, cada momentos requiere una vestimenta distintas y aquí se utiliza la misma norma. Algo que se nos olvidaba comentar y que no puede faltar parece ser en ningún sandbox es la búsqueda de localizaciones “ocultas” y objetos escondidos a lo largo del escenario, Sleeping Dogs contará con ello de igual manera que muchos otros títulos del género sin ninguna novedad salvo la de alargar el título unas horas más.

Imagen

GRÁFICOS Y SONIDO

En el aspecto gráfico Sleeping Dogs ha hecho los deberes, con una ambientación sin precedentes, la verdad es que cuando nos encontramos en el mismísimo Honk Kong da la sensación de ello, y cuando hablamos de que transmite es porque lo hace de una manera espléndida, desde los barrios más pobres de la ciudad llenos de callejones estrenos en unas ocasiones y en otras casi inaccesibles hasta la parte más lujosa dónde la diferencia de estatus social se hace notable, los rascacielos ayudarán a dicha causa haciéndonos perder la vista hacia lo alto, aunque no todo será impresionante también hay cabida para lo bonito y la manera de representarlo son los amplios jardines y zonas verdes que veremos esparcidos por la ciudad. La iluminación deja evidencia del trabajo bien hecho, las diferentes tonalidades del paisaje cuando es de día o cuando paseamos por las calles de noche llamando la atención los grandes neones característicos de la ciudad, algo que nos ha dejado también boquiabiertos es el efecto de la lluvia, dando un realismo muy cuidado, haciendo que se moje nuestro personaje y que nos cambie bastante la perspectiva del juego. Por parte de las animaciones, estas responde de una manera correcta en el caso de los viandantes y más que buena en el caso de nuestro personaje, la vida de la población de Honk Kong supone del mismo modo que muchas otras características del juego un punto de inflexión para estándares del género, en general un apartado que no defrauda pero que si que podría haber mejorado un poco más en algunos aspectos, aunque no nos quejamos visto el desarrollo frenético que ha tenido, y es que, que llegue Square Enix, rescate el proyecto en tan poco tiempo y lo haga tan bien es de agradecer.

Imagen

El apartado sonoro es algo más discreto que el gráfico que eso no quiere decir que no esté bien hecho o llevado a cabo, el juego viene traducido al español y con las voces en inglés, otra de las opciones es poner el juego en Cantonese, donde disfrutaremos de los diálogos en el idioma natal y viéndonos de este modo recompensandos con una mayor absorción por parte del título y de la historia en sí, no tenemos que olvidar que estamos en Hong Kong antigua colonia Inglesa dónde se habla propiamente chino. Las bandas sonoras cobran especial importancia con las cadenas musicales que escucharemos en nuestros trayectos en coche, siendo estás muy variadas y ofreciendo diferentes estilos de música; rock, rap, pop y por supuesto aquellas melodías de carácter oriental que no podían faltar, en el campo habitual del desarrollo del juego se echa en falta músicas con más fuerza que no haga recordar el título ipso-facto cuando las escuchemos, algo que se perdona con el sonido ambiente que es casi excelente, la gente, los coches, el sonido de la lluvia, explosiones, pistolas… algo que han cuidado sin duda alguna.

CONCLUSION

Sleeping Dogs tuvo un pasado turbio y llego de la nada sin hacer ruido, para sorpresa de todos el juego que llego sin llamar la atención se ha convertido es un título al que hay que jugar, derrocha originalidad en determinados aspectos, innovación y pura diversión, si bien no es tan alocado como Saint Row o no tiene la embergadura de un GTA si que debemos tenerlo en cuenta por otros las razones que hemos ido explicando a lo largo de análisis, en contra que en Sleeping Dogs no hemos visto una pilares definidos y que se nota el cambio de cara que ha tenido ya que proviene otra buena franquicia como es True Crime, ahora bien, dejando a parte todo esto, el título de United Front Games es muy recomendable para los amantes de los sandbox a los que estamos seguros que gustará, por otra parte si no eres de los que se interese por estos tipos de juegos quizás sea el momento de darles una oportunidad puesto que Sleeping Dogs cuenta con una buena historia, es ágil de jugar, tienes muchas y variadas opciones que no te aburrirán y encima cuenta con esos toques de rol que siempre ayudan. Sleeping Dogs es una apuesta segura y por ello quedamos a la espera de una siguiente entrega que a buen seguro perfilará y mejorará todos esos pequeños detalles que lo dejan muy pero que muy cerca de ser un juego más grande de lo que es, sin más, bravo por United Front Games.

Lo mejor:

– Ameno y divertido, no te aburrirás de él.
– Nuevas misiones nunca antes vistas en un sandbox.
– Su ambientación e iluminación, embriaga al jugarlo.
– La variedad de vehículos y la doble personalidad.

Lo peor:

– El hilo principal quizás no sea muy extenso.
– Por supuesto que no esté doblado a nuestro idioma.
– Puede que le haya faltado algo más de cocción.
– El desarrollo de la historia es algo predecible.

Puntuación:
Historia: 7
Duración: 9
Gráficos:8
Sonido: 7
Jugabilidad: 9
Diversión: 9

NOTA FINAL: 8,1

Author: toonie