Un juego de Fast & Furious en manos de Slightly Mad

Un juego de Fast & Furious en manos de Slightly Mad

21 septiembre 2017 0 Por Alex Fdez

Ayer, la comunidad de YouTube vivió uno de esos directos en el que ocurren cosas que nadie espera. Y no, no es que hubiese fenómenos paranormales ni piscinas llenas de bolas. El youtuber SpotTheOzzie estaba retransmitiendo un gameplay de Project CARS 2 cuando apareció por el chat Ian Bell, presidente de Slightly Mad Studios.

A partir de la hora y veinte minutos, Bell aparece en el chat lateral del directo, y pasadas las dos horas del vídeo entra directamente con micrófono. Durante aproximadamente cinco horas, tuvo tiempo de contestar a muchas preguntas y contar muchas cosas; como momentos de su infancia o cómo EA casi hunde Slightly Mad. Pero el bueno de Ian tenía ganas de charlar, y no pudo evitar hacer unas declaraciones que podríamos tratar de descifrar.

«Tenemos otro juego en marcha que no podemos anunciar, pero es… digamos que es lo que está copiando Need for Speed”, empezó contando. Para dar alguna pista más, continuó: “Un título de superproducción de Hollywood, tenemos a mucha gente trabajando en ello”.

Si volvemos la vista atrás, recordaremos que el primer vehículo gratuito que llegó a Project CARS fue el Lykan Hypersport de Dominic Toretto. Esto nos hace pensar que, desde luego, hay muchas posibilidades de que se trate de un videojuego de Fast & Furious, algo que algunos no terminan de concebir al tratarse quizás de un modelo menos realista de conducción.

Bell seguía dando información a los espectadores, diciendo que tienen un contrato de seis años con la productora para hacer juegos “que batan lo que está haciendo el nuevo Need for Speed. Durante los próximos seis años”. Por tanto, podemos pensar que Slightly Mad Studios tiene pensado darle un descanso a su franquicia Project CARS (¿quizás hasta la próxima generación?), para centrarse en este nuevo título hasta 2023.

Author: Alex Fdez

Nací a mediados del año 92 y, como cualquiera de mi generación, crecí a medias entre los balonazos en la plazoleta y los botones de una consola. Y hasta ahora. 🙂